¿Cuántos de vosotros come pistachos como capricho, snack o simplemente porque es “algo para picar” apetecible a todas horas? ¿Pero os habéis parado a pensar en todos los nutrientes que pueden llegar a tener esas “semillas comestibles” que están tan deliciosas?

Pues no. No solo los pistachos son sabrosos y divertidos de comer, sino que también son muy saludables. Pero vayamos por el principio: técnicamente son unas semillas comestibles del árbol de Pistacia vera. Eso puede parecer muy trivial, pero si además os digo que estas semillas contienen grasas saludables y son una buena fuente de proteínas, fibra y antioxidantes, quizá la cosa cambia. ¿Verdad?

También contienen diversos nutrientes esenciales y son una ayuda (aunque pueda parecer lo contrario) para la pérdida de peso, así como para la salud del corazón y del intestino (para favorecer la microbiota amiga).

Pues en base a todo esto en este post voy a hablaros con más detalle sobre los beneficios para la salud de la ingesta de pistachos. Veamos:

1 : Son muy ricos en nutrientes

Los pistachos son muy nutritivos. Ya lo hemos comentado antes, pero para que os hagáis una idea, con una porción de 30 gramos de aproximadamente 40 pistachos, contienen los siguientes nutrientes (aproximadamente):

Calorías: 156

Carbohidratos: 8 gramos

Fibra: 3 gramos

Proteína: 6 gramos

Grasa: 12 gramos (90% son grasas saludables)

Potasio: 8% de la ingesta diaria recomenadad (IDR)

Fósforo: 14% de la IDR

Vitamina B6: 24% de la IDR En particular, los pistachos son uno de los alimentos más ricos en vitamina B6, la cual es importante para varias funciones, incluida la regulación del azúcar en la sangre y la formación de hemoglobina, una molécula que transporta el oxígeno en los glóbulos rojos.

Tiamina: 16% de la IDR

Cobre: 18% de la IDR

Manganeso: 17% de la IDR

2. Excelente aportación de antioxidantes

Los antioxidantes son vitales para su salud. Evitan el daño celular y juegan un papel clave en la reducción del riesgo de enfermedades, como el cáncer.

Los pistachos contienen más antioxidantes que la mayoría de los frutos secos y las semillas. De hecho, solo las nueces contienen más que ellos.

Contienen luteína y zeaxantina, ambos antioxidantes muy importantes para la salud ocular ya que protegen los ojos del daño causado por la luz azul (tan de actualidad últimamente) y la degeneración macular relacionada con la edad, una afección en la que la visión central se ve alterada o se pierde con los años.

Además, otros dos de los antioxidantes más abundantes en los pistachos, los polifenoles y tocoferoles, pueden ayudar a proteger contra el cáncer y las enfermedades del corazón.

Curiosamente, se ha demostrado que los antioxidantes en los pistachos son muy accesibles en el estómago y, por lo tanto, es más probable que se absorban durante la digestión  (otro dato más a tener en cuenta.

3 . Ricos en proteínas y pobres en calorías

La mayoría de los frutos secos (por no decir todos) tienen muchos beneficios para la salud, pero su gran inconveniente es que son altos en calorías, por lo que no se pueden consumir alegremente y sin control.

Afortunadamente, los pistachos se encuentran entre los frutos secos con menos calorías, por lo que pueden ser una opción saciante en las dietas para perder peso, ya que 30 gramos de pistachos contienen 156 calorías pero aproximadamente un 20% de su peso corresponde a proteínas de alta calidad (aminoácidos esenciales). Estos aminoácidos se consideran esenciales porque su cuerpo no puede producirlos, por lo que debemos extraerlos de la dieta.

Los pistachos son ricos en fibra y proteína, los cuales aumentan la saciedad, facilitando la sensación de sentirnos satisfechos y comer menos. Otro factor que posiblemente contribuya a las propiedades de pérdida de peso es que su contenido de grasa podría no ser absorbido por completo.

De hecho, los estudios han demostrado la malabsorción de grasas de estas semillas. Esto se debe a que parte de su contenido de grasa está atrapado dentro de sus paredes celulares, lo que impide que se digiera en el intestino.

Además, comer pistachos, abriendo uno a uno de su cáscara, es bueno para comer con más pausa y atención, ya que es un tiempo que se “pierde” entre toma y toma de un pistacho a otro. (Os aconsejo no comprar pistachos pelados nunca. Ya que además sus grasas se deterioran con facilidad, convirtiéndose así en radicales libres).

4. Favorecen la proliferación de Bacterias intestinales saludables

Una con una porción de 30 gramos contiene 3 gramos de fibra soluble.  La fibra se mueve a través de nuestro sistema digestivo en su mayoría sin digerir. Pero algunos tipos de fibra son digeridos por las buenas bacterias en el intestino, actuando como prebióticos.

Las bacterias intestinales luego fermentan la fibra y la convierten en ácidos grasos de cadena corta, que pueden tener varios beneficios para la salud, incluido un menor riesgo de desarrollar trastornos digestivos (destacando SII y/o SB), cáncer y enfermedades del corazón.

El butirato es quizás el más beneficioso de estos ácidos grasos de cadena corta. Se ha demostrado que comer pistachos aumenta el número de bacterias productoras de butirato en el intestino más que otras semillas o frutos secos.

5. Pueden reducir el colesterol y la presión arterial

Los pistachos pueden reducir su riesgo de enfermedad cardíaca de varias maneras. Además de tener un alto contenido de antioxidantes, los pistachos pueden reducir el colesterol en la sangre y mejorar la presión sanguínea, lo que reduce el riesgo de enfermedad y hasta disminuir la presión arterial.

Ayudan a bajar el nivel de azúcar en la sangre a pesar de tener un contenido de carbohidratos más alto que la mayoría de los frutos secos; los pistachos tienen un índice glucémico bajo, lo que significa que no causan un gran aumento en el azúcar en la sangre.

Además de ser ricos en fibra y grasas saludables, también tienen una buena aportación de antioxidantes, magnesio, carotenoides y compuestos fenólicos, todos ellos beneficiosos para el control del azúcar en sangre. Por lo tanto, simplemente agregando unos pocos pistachos en nuestra dieta diaria podemos ayudar a controlar los niveles de azúcar a largo plazo. (Pero tampoco esperéis milagros).

Los pistachos se pueden disfrutar de muchas maneras. Ya sea como snacks, o en algunos platos como guarnición de ensalada, cobertura de pizza o incluso en la cocción, agregando un hermoso color verde o morado a varios postres o platos y una excelente manera de mejorar la salud en general.

¿Y vosotros? ¿Soléis tomar pistachos a menudo? ¿Qué os parecen? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

Besos desde mi blog!

 

Share