Cuántos de vosotros no ha sufrido alguna vez (y ahora más con el intenso y bochornoso calor que estamos sufriendo estos días) algún tipo de irritación o salpullidos en la piel, (sobre todo en la zona del tórax, axilas, piernas, espalda, cuello y brazos)?

La mayor parte de las veces esto es debido a que las glándulas sudoríparas se bloquean, por el exceso de trabajo en su función reguladora de la temperatura corporal a través de la sudoración, (no sé vosotros, pero yo estoy todo el día sudando por este calor húmedo que estamos sufriendo en la costa catalana), dando paso a una especie de granitos o protuberancias rosadas que pueden ser muy molestas (picores o comezón).

Para combatir estos molestos salpullidos puede utilizarse loción de calamina, un preparado exclusivamente para uso tópico (externo), normalmente compuesto por calamina, glicerina y agua (puede llevar más ingredientes), que se utiliza para aliviar la picazón, el dolor y las molestias debidas a estas irritaciones leves de la piel.

Como curiosidad, la loción y/o crema de calamina también contiene el ingrediente activo óxido de zinc, que tiene un efecto calmante y también tiene propiedades antisépticas que ayudan a evitar que la infección vaya a más (y con ello, el picor y las ganas de rascarse).

Pero eso no es todo, la calamina posee propiedades astringentes suaves, antisépticas, protectoras, absorbente de humedad y secreciones, a la vez que actúa como suavizante de la piel.

Es refrescante y ayuda en las erupciones de la piel producidas por una mala digestión o una intoxicación leve alimentaria (por ejemplo:  mejillones, leche o queso). Pero ¡ojo! La loción y crema de calamina son para uso externo solo en la piel. No debe tomarse NUNCA por vía oral.

También puede utilizarse en el tratamiento de quemaduras (solares o no), eritemas, dermatitis, eczemas, prurito, picaduras de insectos (o medusas) y en general, en todo proceso donde se requiera astringencia y poder secante. Como detalle curioso, conozco a personas que utilizan la calamina para combatir el acné (En esos casos mejor comentar con un dermatólogo).

Como he dicho antes, la calamina solamente se debe usar para uso externo. Nunca debe tragarse y no debe ser usada alrededor de los ojos o membranas mucosas (interior de la boca, nariz o genitales). Tampoco debe usarse si hay heridas en la piel.

No se conoce que la calamina afecte a otros medicamentos.

Sin embargo, si la crema o loción de calamina se aplica justo antes o después de aplicar otras cremas, ungüentos o lociones medicinales, podrían diluir potencialmente el otro producto medicado. Por esta razón, debe intentar dejar aproximadamente 30 minutos entre la aplicación de calamina y otros productos para la piel medicados, a menos que su médico le indique lo contrario.

Si se utiliza durante largos períodos de tiempo puede resecar la piel y producir irritación (por efecto rebote), por lo que es conveniente que consultéis con un profesional de la salud si vuestro problema no se soluciona a los pocos días.

La loción o crema de calamina se vende con diversos nombres comerciales (Talquistina, Kalamina, Mytosil etc..) en las farmacias y su precio puede oscilar entre los cinco y diez euros. ¿ Y vosotros? ¿Habéis usado alguna vez la loción de calamina? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

 

Share