Casi siempre se habla de los alimentos recomendados para mantener la salud y belleza, pero cuando nos ponemos a hablar sobre los alimentos NO recomendados, casi siempre están en nuestra memoria “azúcar y fritos” y poco más.


Efectivamente, tanto el azúcar como los fritos no son lo más indicado en una dieta saludable, pero a parte de ellos, hay otros alimentos que consumidos en exceso afectan directamente sobre la elasticidad y tonicidad de la piel y nuestro organismo en general, provocando la aparición de arrugas y malestar físico.  Como he dicho cientos de veces: “Somos lo que comemos”  y siguiendo esa premisa, existen varios alimentos que debemos evitar sustituyéndolos por otros más saludables.


Además de los aspectos ya conocidos que envejecen nuestro organismo, como el sol y el tabaco, hay una lista de diez grupos de alimentos que debemos incluir en una lista negra (o casi negra) para evitar y sustituir por alimentos más saludables que ayuden a confeccionar una dieta equilibrada, formada por hidratos de carbono, vegetales, legumbres, frutas, proteínas vegetales y animales.

Vamos a repasar cada uno de esos alimentos de la “lista negra” uno a uno. Veamos:


Refrescos azucarados

El alto contenido de azúcares que contienen provoca que las células mueran rápidamente, este efecto causa un envejecimiento rápido. Son mucho más recomendables los zumos vegetales. Y a poder ser, realizados en casa. (No valen los pseudo-zumos que nos venden como bajos en azúcares o con azúcares naturales).

Grasas trans y aceite de palma

Uno de los mayores enemigos alimenticios. Están presentes en la mayoría de comidas procesadas. Aportan al organismo calorías vacías y en ocasiones incluso obstrucciones en las arterias. No debemos confundirlas con los aceites positivos para el organismo como el aceite de oliva o girasol que previenen la oxidación de las células.

Sal

El exceso de sal en la dieta habitual provoca una mayor tensión arterial y este aumento provoca una reducción en la producción de colágeno que deriva en un envejecimiento prematuro.

Azúcares

No me refiero al azúcar blanco. Sino a todos los alimentos que lo contienen. Sea en la forma que sean (galletas, bollería, salsas, zumos envasados, jaleas, etc.) El consumo de azúcares en exceso acelera el envejecimiento y puede conducir a enfermedades como la diabetes. Afecta directamente a los vasos sanguíneos reduciendo la elasticidad de la piel. Lo ideal será consumir frutas con azúcares naturales saludables.

Café

El café tiene un efecto deshidratador en nuestro organismo. Su consumo en exceso puede provocar que la falta de hidratación afecte directamente a la tonificación de la piel. No quiero decir con ello que un café al día sea negativo. No. Pero más de dos, quizá sí. Y también cuentan los descafeinados.

Alcohol

Muy similar al efecto que produce el café. El alcohol provoca una deshidratación muy rápida, con sus respectivos efectos perjudiciales para la salud. Se recomienda evitar el consumo de alcohol y sustituirlo por agua o zumos vegetales. Una copa de vino o cerveza al día no puede afectarnos, pero más sí. En la prudencia reside la inteligencia.

Picantes

Más de lo mismo. La comida muy picante dilata los vasos sanguíneos favoreciendo su ruptura. Esta situación provoca que la piel pierda elasticidad, tonificación y color natural. Un poquito de comida picante de vez en cuando no es contraproducente. Pero un poquito y no como una costumbre generalizada..

Carnes rojas

Se recomienda comer, como máximo, dos veces por semana (o mejor dejar de consumirlas). La carne roja es rica en carnitina, sustancia que en exceso provoca un endurecimiento de los capilares y como consecuencia afecta al envejecimiento prematuro. En su lugar, mejor optar por pescado fresco (evitando piscifactoría) o eligiendo proteína vegetal (cada vez más de moda).

hidratos de carbono simples

Los carbohidratos simples tienen un índice glucémico alto. Este índice elevado favorece la ruptura de la elasticidad de la piel y los músculos. Es recomendable el consumo de carbohidratos complejos e integrales, beneficiosos para la salud en todos los sentidos. Por otra parte, si elimináis el azúcar blanco, mejor que mejor.

Conservantes

Los conservantes artificiales contienen sulfitos, sustancia que afecta directamente a los vasos sanguíneos, sobre todo a las ramificaciones que llegan a la piel, provocando una pérdida de elasticidad y causante de las arrugas prematuras.

Ahora, ya conocéis algunos de los peores alimentos que podéis consumir para envejecer. Os aconsejo sustituirlos  por otros más saludables, siguiendo una dieta equilibrada y no olvididando el consumo de 2 litros diarios de agua para mantener la piel y el organismo hidratado como se merece!
¿Y vosotros? ¿Cuidáis de vuestra alimentación? ¿Os preocupa el estado de vuestra piel y salud? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

Share