10 tips para la Operación Bikini 2019

actualidad alimentacion Comida Todos los posts vida sana
adelgazar

Un año más y con la llegada de la primavera, muchas personas comienzan a plantearse perder peso antes de que llegue el verano y así poder lucir el bikini o bañador sin complejos (aunque ya os avanzo que las curvas están de moda) y tengamos el cuerpo que tengamos, podemos lucirlo sin pudor alguno. !Fuera ya de estereotipos delgados!.

Adelgazar por salud está bien, pero sin obsesiones. Si bien hay muchos otros logros saludables que celebrar en este cambio de dieta y de vida, pero puede resultar frustrante para ellos no ver los resultados cuando se pesan en la báscula o se miran en el espejo.

Lo más probable es que una de estas 10 razones que tiendas.com y yo misma os exponemos a continuación, sea la que se interponga en el camino de los objetivos para lograr esa pérdida de peso tan deseada.

Olvidarse de productos adelgazantes y analizar estas razones, marcará la diferencia entre adelgazar y no hacerlo. Vamos a ello:

1. Hidratación

Beber agua de forma regular además de mantener el cuerpo hidratado, según estudios recientes, puede ayudar a perder peso. Llenar de agua el estómago antes de una comida ayuda a fomentar el control de las porciones, y comer alimentos que contengan mucha agua (como las frutas y las verduras) llenarán más rápido y hará que se coma menos. Un reciente estudio descubrió que beber agua fría puede acelerar el metabolismo y desalentar los antojos de bebidas azucaradas como las bebidas gaseosas y los zumos.

2. Comer alimentos saludables está bien, pero no en exceso

Las nueces, las almendras, los aguacates, la pasta integral, el aceite de oliva y el chocolate negro son alimentos naturales y saludables, pero no están libres de calorías. Todo es cuestión de porciones y cantidades, lo que sobra se acumula en la cadera, nutre los michelines y facilita la ganancia de peso donde no nos interesa. Contar las calorías que se consumen a lo largo del día y cortar los alimentos por completo no es saludable, es estresantes y deriva en deficiencias, pero sustituiros por su variante integral o sin exceso, hará que no se eche de menos su consumo.

3- Movimiento, ritmo y tiempo

Muchas personas piensan que pasear un ratito (menos de una hora al día) es suficiente ejercicio diario, pero está popular creencia suele ser errónea, aunque un paseo de 20 minutos al día es mejor que nada, y es un buen comienzo, no se puede esperar ver resultados espectaculares para perder peso con esta práctica. Realizar, por lo menos, 30 minutos diarios de ejercicio aeróbico para bombear el corazón sí funciona para perder peso. Correr, clases de spinning, bailar, nadar, entrenamiento a intervalos, senderismo y entrenamiento en circuito son más efectivos para perder peso.

Realizar ejercicio cardiovascular ayuda, pero es más efectivo si se combina con ejercicios de fuerza

Entrenar en la cinta de correr, pero no levantar pesas o hacer algún tipo de ejercicio de tonificación muscular, hace que los resultados sean más lentos y menos efectivos. El entrenamiento con pesas no solo previene las lesiones al fortalecer las articulaciones, sino que también aumenta la masa muscular y aumenta la tasa metabólica. Y al acelerar el metabolismo acelerado se seguirán quemando calorías tiempo después de haber acabar el entrenamiento.

3. Entrenar con el estómago vacío

Si se realiza ejercicio de forma regular sin comer primero, se trabaja con el estómago vacío, y las investigaciones más recientes llevadas a cabo, demuestran que las calorías quemadas provienen de los músculos, no de las grasas. Como el músculo quema más calorías que la grasa, cuanta más masa muscular tenga, más efectivo será para perder peso. Alimentar el cuerpo, antes del entreno, no solo lo ayudará a evitar perder músculo, sino que hará que se tenga más energía durante el entrenamiento.

4. No dormir lo suficiente engorda

Ya lo he comentado en varios posts. Dormir es bueno para la belleza y salud. Escatimar el sueño puede afectar la capacidad del cuerpo para controlar el apetito, y hace que aumenten las hormonas que estimulan el apetito.

5. No tomar suficientes verduras o condimentarlas demasiado

Pásate al verde. Uno de mis lemas favoritos. Comer de cinco a siete porciones de frutas y verduras al día es importante para la salud de cualquier persona, e incrementa de forma notable las probabilidades de perder y mantener el peso, ya que una dieta basada en alimentos de origen vegetal ofrece una mayor variedad de nutrientes, con menos calorías, y llena el cuerpo de fibra haciendo que uno se sienta lleno por más tiempo. Pero cuidado con condimentarlas en exceso con salsas o aderezos poco saludables, porque las calorías aumentan con ellas.

6. Tomarse un tiempo para comer con calma

Sí. Comer al “estilo ZEN”. PLANTÁTELO ASÍ. Nada de comer de pie, de forma apresurada, sin masticar lo suficiente, no cortar los alimentos en trozos pequeños y comer de forma desordenada, sin saber las calorías consumidas al día, será como alimentarse sin sentido

Puede ser que ahorre algo de tiempo, pero hará que se lleve una alimentación sin sentido, y que el cerebro no reciba, a tiempo, la señal que uno está lleno, y crea que necesita comer más. Designar un momento especial para las comidas sin distracciones ayudará a conectar con la comida y, como resultado, comerá menos.

7. Usar ropa demasiado amplia

Puede parecer una tontería, pero es cierto. La ropa suelta es cómoda, pero cubre el cuerpo y hace que no se sea consciente de la apariencia real que se tiene, lo que puede contrarrestar la motivación para hacer ejercicio. Tampoco hace falta ir enfajado ni utilizar una spandex, pero utilizar prendas fit nos ayudan a valorar que la barriga no debe “llenarse demasiado” (sino queremos ir después con el botón del pantalón desabrochado, por ejemplo).

8. Saltarse el desayuno, y no comer lo suficiente

Saltarse el desayuno puede parecer una buena manera de ahorrar calorías, pero el cuerpo realmente se aferrará a la grasa porque cree que se está muriendo de hambre. Tener en cuenta que las personas que desayunan regularmente pierden más peso, así que se debe asegurar de desayunar cada mañana para reactivar su metabolismo. Incluir proteínas para obtener energía sostenible y fibra para llenarlo por más tiempo.

No hay que morirse de hambre para ahorrar calorías. No solo se estropea el metabolismo, sino que antes de la hora de la cena, ese sentimiento de hambre seguro le hará comer más de lo que lo haría si no se muriera de hambre.

9. El estrés engorda

Esta demostrado que el estrés causa aumento de peso al hacer que el cuerpo coma más, especialmente los alimentos con alto contenido de azúcar y grasa, asegúrese de darse tiempo para relajarse y descansar. ¡Y es una ventaja adicional que tantas actividades divertidas (como bailar, ir de excursión y comprar) ya sean quemadores de calorías naturales!

10. Comidas fuera de casa

Hay que tener cuidado con los restaurantes, que son es una excelente manera de relajarse, pero es más probable que al salir a comer fuera, se disfrute de una abundante comida con entrantes, bebidas, alimentos fritos, primer y segundo plato, y postres.

Si no se quiere renunciar a la vida social, ni a las salidas nocturnas, compartir una comida con la pareja o un amigo, ordenar opciones saludables como ensaladas y platos a la plancha, evitar panes, salsas, bollerías y beber agua en lugar de vino o cerveza, es otra opción que ayudará a perder peso, por lo menos a controlarlo.

Y en todo caso, si se come más de la cuenta en una comida, hacer una cena más ligera compensa esos excesos.

Darse un capricho culinario de vez en cuando, no es malo, comer con una copa de vino o tomar un trozo de bizcocho de chocolate no arruinará los objetivos de pérdida de peso.

Un estudio descubrió que no es necesario aumentar la intensidad del entrenamiento el día después de tomar un trozo de pastel, y que una variación diaria de hasta 500 calorías no se reflejará en la cintura, siempre que se mantenga una dieta saludable a largo plazo.

¿Y vosotros? ¿Estáis preparados para la operación bikini 2019? ¿O no habéis ganado peso durante el invierno? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

Share