Parezco un disco rayado, pero esta es la época de hablar sobre los efectos negativos del verano. Y en este post nos centraremos en los DESASTRES CAPILARES. Sí. Sí. Desastres capilares, a lo grande, ya que el sol, las altas temperaturas, el sudor, los tintes, el exceso de lavados, (con champús inadecuados muchas veces), el agua de la piscina o mar y así muchísimos más etcéteras, pueden hacer que una melena larga o corta bonita, brillante y esponjosa se vuelva en un pelo estropajoso, opaco, fino, apagado y hasta con tendencia a caer. Todo un desastre. ¿o no?

Para poner remedio a los daños más habituales que suele sufrir el cabello en verano (pelo quebradizo, sensibilizado y encrespado, color opaco o cambiado y hasta una caída más abundante de la habitual, serán algunos de los problemas cuyas soluciones os daremos gracias a los mejores consejos de experto y cosmética capilar hidratante y reparadora para que el comienzo de curso no os lleve de cabeza.

¿Queréis saber más? Empezamos:

PROBLEMA: SE ME CAE MUCHO EL CABELLO

¿Por qué ha ocurrido?

Al enorme desgaste al que sometemos al cabello en verano –sol, salitre, cloro, viento…-, hay que añadir una mala alimentación”, nos recuerda Adolfo Remartínez, creador de Nuggela & Sulé, “los graves problemas capilares normalmente están relacionados a deficiencias nutricionales, las células epiteliales deben recibir todos los nutrientes necesarios para formar el cabello”.

Solución Experta:

Martinn (29,90€) es el complemento alimenticio de Nuggela & Sulé que aporta todos los nutrientes necesarios para la creación del cabello y su correcto crecimiento. Además, depura el organismo eliminando tóxicos para una mejor y más sana absorción de nutrientes.

 

PROBLEMA: MI PELO HA CAMBIADO DE COLOR.

¿Por qué ha podido ocurrir?

Todos los cabellos coloreados, pero en especial los más claros y con mechas adquieren reflejos no deseados al final del verano” explica Eduardo Sánchez “por la exposición continuada al sol, la sal o el cloro, también sufren especialmente los tonos cobrizos que pierden muy rápido su reflejo por la oxigenación del cabello y porque los pigmentos son más artificiales”.

Solución Experta:

Una coloración a medida de Maison Eduardo Sánchez que se completa con la aplicación de una henna neutra que reconstruye la fibra capilar al mismo tiempo que potencia el brillo.

 

PROBLEMA: MI MELENA ESTÁ DESCONTROLADA: SE RIZA Y SE ENCRESPA.

¿Por qué ha podido ocurrir?

La señal que nos indica que el cabello está deshidratado es la porosidad: se infla si el ambiente es húmedo, se riza y tiene un aspecto apagado. Todos los tipos de pelo necesitan hidratarse para alisar las escamas que cubren su superficie” explica Caroline Greyl, presidenta de Leonor Greyl.

Solución Experta:

Aplicar L’Huile de Leonor Greyl (34,50€) antes del champú por toda la melena y las puntas y sobre el cabello seco y, a continuación, cepillar para que penetre bien el producto. Y si el cabello está muy dañado, aplicar a continuación Masque Quintessence (97€) de Leonor Greyl de medios a puntas, dejar actuar 20 minutos y después enjuagar y lavar el cabello de manera normal.

(En mi caso, debo confesar que soy muy fan de L’Huile de Leonor Greyl. Puedo asegurar que ha “salvado” el largo y puntas de mi cabello expuesto a diario al cloro de la piscina y mar. Mi melena ha lucido brillante y sedosa todo el verano).

 

PROBLEMA: TENGO EL CABELLO Y SOBRE TODO LAS PUNTAS MUY SENSIBILIZADAS  Y QUEBRADIZAS…

¿Por qué ha podido ocurrir?

“Muchas mujeres intentan controlar el encrespamiento tan propio de los destinos de playa, abusando de las herramientas térmicas, en especial la plancha”, aclara Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez. “Sumado a las agresiones del sol, el viento, el cloro o la sal, el resultado es un cabello sensibilizado”.

Solución Experta:

Ritual personalizado en HairSpa Leonor Greyl de Maison Eduardo Sánchez. Un protocolo a medida que calma, regenera y devuelve la salud al cabello dañado y seco y al cuero cabelludo hiper- sensibilizado. Revela la belleza y la luminosidad hasta del cabello más castigado.

PROBLEMA: MI MELENA HA PERDIDO DENSIDAD.

¿Por qué ha podido ocurrir?

“Con el final del verano y la llegada del otoño finaliza el biociclo capilar por el que el cabello genera fuerza y volumen para autoprotegerse de la radiación solar. El pelo se ve entonces más débil y no se regenera a la velocidad que debiera, por lo que la melena pierde densidad”, explica Adolfo Remartínez, creador de Nuggela & Sule, “y a ello hay que sumar el desgaste al que sometemos al cabello en verano y que muchos cabellos que en Primavera estaban en de fase anágena (crecimiento) pasan a fase catágena a final de verano, que es la transición de pérdida de cabello y nacimiento de uno nuevo, para renovarlos”.

Solución Experta:

Champús Epigenéticos de Nuggela Sulé (19,90€) que estimulan el crecimiento del cabello al mismo tiempo que combaten los problemas capilares más comunes + Regenerador Capila Epigenéticor de Nuggela & Sulé (4,95€) que estimula la regeneración del cabello, aumenta su densidad hasta un 30% y su grosor hasta un 27%.

Espero que esta información os sea de utilidad. ¿Y vosotros? ¿Qué tal ha “sobrevivido” vuestro cabello al verano? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

También podéis seguirme a través de facebook

Share