Las Copas Menstruales cada vez son más utilizadas en España

actualidad Deportes salud Todos los posts vida sana

Cada vez son más las mujeres españolas que se suman a la contribución del medio ambiente y de su cuidado íntimo utilizando copas menstruales en lugar de compresas o tampones, cuyo cambio es mucho más frecuente y que tantas papeleras llenan cada día.

Y es que, si hace algunos años solo algunas mujeres comenzaron a probarlas con cierto temor, la comodidad, higiene y ahorro que proporcionan ha hecho ganar a esta solución de higiene y cuidado femenino cada vez más adeptas. A día de hoy existen muchas firmas que, como naturcup, fabrican copas menstruales de distintos tamaños y características, adaptadas a cada tipo de mujer, como las que podrás encontrar en esta tienda online.

Por qué se incrementa el uso de copas menstruales en España

Las copas menstruales tienen forma de cono o embudo y están hechas de silicona. Se introducen en la vagina, a la que se adaptan perfectamente, y son cómodas durante el periodo. El aumento del uso de copas en nuestro país, frente a las tradicionales compresas y tampones tiene al menos cinco beneficios:

1.- Más ecológicas. Esto es así porque evitan que las compresas y tampones de algodón, que tardan mucho tiempo en descomponerse, sean incinerados o vertidos al mar, por lo contribuyen con la sostenibilidad del medio ambiente al ser reutilizables. Algunas de ellas pueden durar hasta 10 años.

2.- Saludables y ergonómicas. El material hipoalergénico del que se componen las copas menstruales las convierte en muy buena opción para aquellas mujeres con pieles más sensibles. Por otra parte, algunas compresas y tampones tienen componentes blanqueadores o aromatizantes químicos, que en algunos casos pueden provocar molestias como picores o sequedad vaginal. Con la copa menstrual evitaremos estos problemas. Su ergonomía es también un elemento que hará que nos olvidemos de que llevamos algo puesto.

3.- Hermetismo y gran capacidad. Otra ventaja que ofrece esta herramienta es que es muy versátil y hermética. Una vez puesta es prácticamente imposible que se produzcan escapes, por lo que es muy adecuada para todo tipo de actividades, incluso deportivas como correr o nadar. Por otra parte, tiene la capacidad de albergar mayor cantidad de flujo que las compresas y tampones, por lo que no habrá que cambiarse de forma tan recurrente. Podremos estar bastantes horas con ella puesta, incluso dormir toda la noche con la seguridad de no manchar.

  1. Fácil de llevar y limpiar. Estas copas menstruales se venden con frecuencia con un estuche de silicona o tela para poder transportarlas cómodamente y ocupando menos espacio que si tuviéramos que llevar varias compresas o tampones si salimos fuera. Por otra parte, su limpiado es muy sencillo. Si queremos esterilizarlas también tenemos la opción de comprar pastillas de esterilización, con las que tendremos la seguridad de que cuando las volvamos a utilizar estarán como nuevas.
  2. Mayor ahorro. Es otro factor muy importante, pues contribuye a nuestra mejor economía. La copa menstrual es mucho más económica que el resto de productos de higiene íntima. Además, teniendo en cuenta que nos puede durar hasta 10 años si la cuidamos bien, si hacemos el cálculo de lo que ahorraremos podemos pensar en darnos algún capricho.

Las mujeres españolas que las han probado y que al principio no estaban muy convencidas se han dado cuenta de que ni son molestas, ni son difíciles de poner y quitar, ni tampoco son desagradables, sino más bien al contrario. Es por ello que su uso se intensificado tanto en los últimos años.

3 tamaños de copas menstruales en función de edad y características

Existen muchos fabricantes de copas menstruales y uno de los que más gusta a las mujeres españolas es naturcup, precisamente porque ha sido creado por mujeres que se han esforzado en conseguir un diseño perfecto y con la silicona médica más pura, con el fin de respetar el ph vaginal y evitar así cualquier tipo de irritación y alergia.

Además, estas copas menstruales están pensadas para todo tipo de mujer con el periodo y por eso, en función de la edad, la cantidad de regla y otras características, se puede elegir la copa en 3 tamaños:

  • Talla 0. Es la más pequeña, dirigida a chicas que aún no han cumplido los 18 años y que no tienen relaciones sexuales de forma habitual.
  • Talla 1. Para mujeres de entre 18 y 30 años que no hayan tenido un parto vaginal y sin volúmenes de menstruación muy excesiva.
  • Talla 2. Para mujeres de a partir de 30 años, quienes tengan mucho volumen de manchado o aquellas que ya hayan sido mamás mediante un parto vaginal.

Otra ventaja que ofrecen las copas de naturcup es su garantía de 6 meses, que también cubre cambios de talla, en caso de haber elegido la incorrecta, o un reembolso aquellas mujeres que no han sido capaces de adaptarse a la copa. Utilizar una copa menstrual va con aquellas mujeres que se cuidan y cuidan al medio ambiente

Share