Harina de espelta, rica en proteínas y minerales

actualidad alimentacion Comida consejos Todos los posts

La espelta (igual que el Kamut, otro cereal que ahora está muy de actualidad), son variedades del trigo (por decirlo de una manera entendible) que se consumen desde tiempos ancestrales.

A partir de la espelta primitiva o escanda, (un cereal antiquísimo) se han ido desarrollando el resto de las variedades de trigos con sus consecuentes variaciones genéticas, por eso NO todos los trigos sientan bien al organismo. (Sí, es una variedad de trigo más natural y fácil de digerir, pero en definitivas cuentas, con gluten).

La harina de espelta se considera una alternativa a la más conocida harina de trigo. La espelta es un cereal que requiere de un proceso más complejo para su extracción, por este motivo toda la producción se pasó al trigo como el cereal más productivo.

Sin embargo, en los últimos años con el auge de la vida saludable, se descubrieron las grandiosas propiedades de la espelta. En este post hablaremos sobre esas propiedades y el gran abanico de recetas donde se puede incluir.

En el mercado, se puede encontrar en panes, galletas, repostería o hasta en harina que se puede utilizar de la misma manera que lo haríamos con la harina de trigo convencional (pero siendo la primera mucho más saludable y digerible para el organismo).

Las propiedades nutricionales más destacables de la espelta son:

Contiene gran cantidad de fibra natural y vitaminas del grupo B (B1,B2 y B3) y vitamina E.

Es rica en minerales como hierro, magnesio, fósforo y selenio.

Cuenta con los 8 aminoácidos esenciales para el organismo (Ideal para deportistas y personas en edad de crecimiento o con gran desgaste físico).

Su cantidad en grasa es ligera, siendo de tipo insaturado (grasa buena que no altera los niveles de colesterol), destacando los ácidos esenciales poliinsaturados, ácido oleico (Omega 9) y ácido linoleico (Omega 6).

Otra de las cosas que cabe destacar de la espelta es que no suele presentar alteraciones genéticas como el trigo, por lo que su nivel de tolerancia es muy alto, aunque las personas celiacas o con intolerancia al gluten, NO deben tomarlo, ya que tiene gluten.

La espelta tiene propiedades anti-inflamatorias, adecuada para la dieta de personas con problemas gastrointestinales y como he comentado antes, contiene un alto contenido en proteínas, minerales y vitaminas y que además la pueden consumir sin problemas, personas con diabetes.

Tras descubrir las beneficiosas propiedades de la espelta, ahora hay que añadirla a la dieta y la mejor forma es a partir de la harina de espelta. Esta harina se puede encontrar fácilmente en los supermercados y es muy común en recetas con harina de espelta para la elaboración de pan casero o postres como bizcochos, galletas o crepes.

 En definitiva, cualquier alimento que requiera de harina y que se quiera realizar de forma casera como en la elaboración de pasta o incluso en fritos o rebozados (en sustitución de la harina tradicional). Disponible también en su versión integral, la harina de espelta integral, ha conseguido desbancar a la harina integral de trigo.

Pero al ser un cereal, también se puede consumir como tal en pequeños granos preparando sencillos y a la vez muy nutritivos platos (Os animo a probarlo en algunas de las siguientes recetas ). Una opción para el verano son las ensaladas de verduras frescas o en su versión cocida añadiendo alguna hortaliza como acompañamiento. Estos platos son perfectos para dietas y deportistas ya que ofrecen mucha energía y sacian enseguida.

Como se ha visto, la espelta es un cereal muy fácil de incluir en una dieta equilibrada y en definitiva, es la mejor alternativa al trigo que hay en la actualidad.

¿Y vosotros? ¿Habíais oído hablar de la harina de espelta y sus propiedades? ¿Soléis tomar alimentos que contengan espelta? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a trvés de Facebook

Share