Casi seguro que alguna vez habréis oído hablar de este Síndrome del Intestino. ¿Irritable? ¿Colon? ¿SII? ¿Es lo mismo el colon irritable que intestino irritable? ¿Qué debe hacer la gente que sufre de esta enfermedad?

Seamos honestos, los que saben de qué va el tema, pueden dar fe de que no es una enfermedad fácil de llevar (yo misma lo he sufrido muchos años), pues no se sabe cuándo va a surgir un nuevo brote (ya que no es una enfermedad continua por si misma), por lo que es importante seguir el tratamiento y tener el apoyo total del equipo médico

Al igual que sucede con otras patologías crónicas, “el SII es un trastorno muy buscado en Internet, por lo que es importante acudir a información debidamente contrastada y no fiarnos de todo”, advierte Pedro Soriano, presidente de #FFPaciente, enfermero y paciente de SII

Algunas de las falsas creencias más extendidas tienen que ver con la alimentación. “Se habla de que determinados alimentos o recetas pueden ayudar a aliviarte o incluso curarte. Pero lo único que vale es que un profesional sanitario experto prescriba la mejor dieta a seguir en función del historial y los síntomas de cada uno”, subraya. Por ello, “lo fundamental es establecer una relación fluida y estrecha entre el médico y el paciente desde el principio, que permita hacer un seguimiento cercano de su enfermedad y escoger la mejor opción de tratamiento”, explica.

Otro de los mitos que existen es que el tratamiento es muy complicado. “Esto no es así, el tratamiento no es complicado, sino que debe ser personalizado para poder disminuir los síntomas más prevalentes en cada caso: dolor abdominal, estreñimiento, diarrea, etc. Además, exige una rutina para poder conseguir esa adherencia y mejorar la calidad de vida”, sostiene Soriano.

La doctora Gómez Senent coincide “en que el tratamiento debe ser individualizado, pues cada paciente tiene una historia clínica distinta y muchos de ellos tienen otras enfermedades asociadas. Por ello, además del tratamiento médico necesario, damos unas recomendaciones dietéticas, y en ocasiones pautas para gestionar el estrés”.

Expertos en motilidad digestiva elaboran un decálogo para desmontar los principales mitos sobre el Síndrome del Intestino Irritable. Vamos a verlos uno a uno:

  • Tiene un origen psicosomático o nervioso: FALSO.  El estrés, la ansiedad o la depresión pueden ser factores de riesgo pueden contribuir al desarrollo de síntomas del Síndrome del Intestino Irritable.
  • Afecta solo a mujeres: FALSO . No es verdad que solo afecte a las mujeres, sino que también afecta a hombres. Lo cierto es que es una patología que afecta en mayor medida a la población femenina, sobre todo entre los 20 y los 40 años.
  • Los pacientes que tienen SII no pueden consumir fibra: FALSO. Lo adecuado es moderar el consumo de fibra insoluble e incrementar el de fibra soluble (en forma de gomas, pectinas y mucílagos). En cualquier caso, lo mejor es consultar con el especialista en Aparato Digestivo lo más conveniente en cada caso.
  • Las personas con SII pueden desarrollar cáncer: FALSO. Los pacientes con SII tienen el mismo riesgo de desarrollar cáncer que la población general. El SII no evoluciona a enfermedades más graves.
  • Tomar café produce SII: FALSO. tomar café no supone un riesgo para el desarrollo del SII. Lo que sucede con la cafeína y otras sustancias excitantes, como la teína o el alcohol, es que puede exacerbar los síntomas de aquellas personas que sufren esta patología.
  • No es una patología de importancia: FALSO el SII no es una enfermedad grave pero tiene un fuerte impacto en la calidad de vida de las personas que lo sufren. Puede afectar a las relaciones sociales, físicas y familiares, y es una causa frecuente de absentismo laboral, ansiedad y depresión.
  • Se necesitan muchas pruebas para su diagnóstico: FALSO en el diagnóstico del SII no es necesario realizar muchas pruebas. En la mayoría de las ocasiones el realizar una buena historia clínica y una analítica sencilla sirven para poder detectarlo. Aunque a veces, se puede necesitar realizar otras pruebas, como la colonoscopia.
  • Su tratamiento es muy complicado: FALSO el tratamiento del SII no es complicado. La adherencia al tratamiento es uno de los objetivos principales de las consultas de Motilidad Digestiva por lo que debe ser lo más individualizado y personalizado posible. De esta manera, se va a garantizar una mejora de los síntomas y, por tanto, de la calidad de vida.
  • El SII se puede curar con un tipo de dieta especial: FALSO el SII es una enfermedad crónica por lo que cualquier consejo o remedio que se presente como curativo será falso. La dieta es un factor que contribuye a alterar la función intestinal, y esto es lo que contribuye a generar los síntomas propios de la enfermedad. La etiología del SII es multifactorial, por ello el aconsejar una dieta baja en grasas o estimulantes, entre otros, ayudará a mejorar los síntomas, pero no debe ser el único tratamiento, sino un complemento.
  • Todos los pacientes con SII tienen problemas psiquiátricos o psicológicos: FALSO aunque en la mayoría de los casos, el SII puede impactar de manera notable en la calidad de vida de los pacientes y provocar síntomas de ansiedad o depresión, no todos los pacientes son iguales y no todos sufren la enfermedad de igual manera.
Share