Todavía hay personas que piensan que “vestir” a un perro (o gato o hasta hurón, por ejemplo) puede parecer una tontería. Pues no. Nada más lejos de la realidad.

Queda ya muy poco para que dé comienzo el invierno y las bajas temperaturas comienzan a sentirse. Y no solamente las sentimos los humanos, nuestros animales, especialmente los perros que son los que salen a la calle, también lo sienten y en muchas ocasiones, si no van bien abrigados, sufren. Aristopet, la tienda online para todo lo que una mascota necesita, nos lo explica.

Debemos estar atentos de cómo detectar el frío en nuestra mascota y saber cuáles son las consecuencias de las bajas temperaturas para ellos, con el fin de tomar todas las medidas pertinentes.

¿Cómo detectar que nuestro perro tiene frío?

Lo más importante es saber cuándo nuestro perro está sufriendo por las bajas temperaturas.

Los temblores son uno de los signos más fáciles de detectar ya que casi siempre son debidas al frío, salvo el caso de algunas razas como pueden ser los chihuahuas que también lo hacen por su propio metabolismo o por excitación.

Otra señal que debemos tener en cuenta es la rigidez muscular por lo que debemos estar pendientes de la tensión en sus cuerpos por medio de pequeños masajes por el cuerpo. Además, podemos observar algunas otras consecuencias como la somnolencia, una respiración más lenta de lo habitual o por tener la piel excesivamente seca.

Por otro lado, las mantas son ideales para mantener la temperatura corporal y no pasar frío durante su estancia en nuestro hogar. Para ello, nada mejor que su propio ajuar con tejidos y estampados a su medida, que a la vez formen parte de la decoración del hogar, pero tanto nosotros como nuestros compañeros de cuatro patas, sepan que esas prendas, lugares o rincones mullidos “son solo para ellos”.

¿Qué partes del cuerpo debemos proteger con especial atención?

Los oídos y las almohadillas de las patas. Unos oídos mal protegidos pueden desembocar en una otitis y las almohadillas de las patas sin protección pueden agrietarse. Por ello, lo mejor que podemos hacer por nuestro fiel compañero es secarle bien las orejas cuando llueva y utilizar cremas que hidraten sus patas.

Podéis tener en cuenta estos consejos y de esta manera vuestro aristoperro (o aristogato que salga a la terraza o a la calle) tendrá muchas más posibilidades de evitar alguna de las enfermedades y patologías que provoca el frío en los perros y gatos como resfriado, bronquitis, faringitis o pulmonía.

Si queréis elegir el abrigo perfecto para vuestra mascota dejaos guiar siempre por los consejos de los profesionales como encontraréis por ejemplo en Aristopet.

Besos desde mi blog!

Share