Para nadie es un secreto que el yoga es una práctica que puede cambiar vidas. Sin importar tu edad o tus experiencias anteriores con actividades similares. Si bien nos quejamos constantemente del estrés, de la fatiga por el trabajo o del peso de los quehaceres diarios sobre tus hombros, puedes optar por practicar yoga como una fuente de paz interior, aprendiendo a controlar tu mente y tu cuerpo. Si eres un principiante o estás pensando en practicar yoga, aquí tienes 6 consejos para comenzar:

 

  • Encontrar un buen instructor de yoga

 

Es mucho más fácil y divertido aprender yoga, con todos sus aspectos físicos y mentales detallados y sutiles, de una persona experimentada, calificada, real y tridimensional que vive, respira, y no es parte de un libro o video. Especialmente al principio, la presencia y la capacidad de un maestro para realmente ver tus necesidades y responder a lo que estás haciendo es esencial para aumentar tu confianza en ti, y confirmar que estás haciendo yoga correctamente.

 

  • Respetar la sabiduría y limitaciones internas de tu cuerpo

 

No te esfuerces por hacer algo que te parezca peligroso o incorrecto. Esto es ‘Ahimsa’, la práctica de no dañar, que es esencial para la práctica hábil y beneficiosa del yoga. Habla con tu maestro y un profesional de la salud si estás en embarazada o si tienes lesiones particulares, como en las rodillas, columna vertebral, o cualquier afección médica grave. Averigüa qué poses debes evitar en ciertas circunstancias, y cuáles son beneficiosas para ti. Ten en cuenta las contraindicaciones relevantes para tus circunstancias específicas: Por ejemplo, algunas posturas no deben practicarse durante el embarazo temprano, con ciertas lesiones o durante la menstruación, mientras que otras posturas pueden ser muy útiles.

 

  • Respira

 

El yoga se trata de encontrar una armonía más sana y profunda entre nuestro cuerpo y mente, y nuestra respiración es fundamental para esto. Respira cuidadosamente en las posturas y relájate. Hay mucho que aprender sobre la respiración saludable en el yoga.

 

  • No te compares con otros

 

Mira a través de tu propio progreso. Siempre habrán personas más flexibles, fuertes e incluso bellas en tus clase de yoga, así como en la vida. El yoga puede estar de moda, pero no es un deporte de espectadores o una competencia. Aprecia el progreso sutil de tu propia práctica, la mejor parte está en el interior, en la conciencia de curación y la unidad entre tu propio cuerpo, mente y espíritu.

 

 

  • Ten en cuenta el espacio que te rodea

 

Algunas clases de yoga pueden estar abarrotadas; ten en cuenta la necesidad de dejar suficiente espacio entre los demás y tú para que, en caso de que te caigas de tu posición de árbol, no golpees a tu vecino también. Existe una etiqueta de conciencia respetuosa al compartir el espacio con los demás que es una parte preciosa de la práctica del yoga.

 

 

  • Usa ropa suelta y cómoda (pero que permanezca puesta)

 

Estirarás tu cuerpo en todas las direcciones y no querrás usar nada que pueda apretar o restringir tu movimiento. En algún momento es probable que dobles tu cuerpo y también es probable que debas ponerte boca abajo, por lo que te ahorrarás retorcerte o exponer más de lo que desees si usas ropa con ajuste elástico. ¡Para mujeres en particular, unos tops con algún soporte para que no se resbalen sobre la cara podrían ser más relajantes de llevar, por nombrar un ejemplo! Si prefieres una ropa más holgada que se pueda resbalar, asegúrate de llevar puesta ropa interior abundante.

 

El yoga, como cualquier otra cosa en la vida, requiere práctica regular para experimentar beneficios sostenidos, esa es la principal razón por la que realizamos este artículo en colaboración con 2×3. No sólo la práctica regular te acercará más al objetivo de tocar los dedos de los pies o hacer una parada de cabeza, sino que la práctica regular también cultivará un cuerpo sutil, dando como resultado un estado de ánimo pacífico que se extiende a la vida más allá de la colchoneta. El yoga abarca posturas, filosofía antigua intemporal, pranayamas (técnicas de respiración) y meditaciones, que te llevan más allá del nivel del cuerpo, ofreciendo una experiencia espiritual más profunda.

 

¡Así que date tiempo suficiente y sé paciente! Las recompensas de la práctica regular se desarrollarán de maneras inesperadas. No te alarmes si te sientes un poco incómoda durante los primeros días de tu práctica de yoga. Sin embargo, si sientes dolor, informa a tu instructor inmediatamente.

Share