A pesar de que el organismo dispone de una sofisticada batería de defensas, una alimentación equilibrada, hacer algo de ejercicio y tomar ciertos hábitos de vida saludable también contribuyen a reforzar nuestro sistema inmunológico. ¿Queréis saber cuáles son?:

autum-1Empecemos:

Dormir bien. Es necesario dormir de 6 a 8 horas al día. Durante el sueño el cuerpo se regenera, si no se respetan los ritmos biológicos del descanso, aumenta el flujo de radicales libres en el organismo, (causantes de “comerse” las defensas).

Alimentarse adecuadamente. Es conveniente seguir una dieta variada, basada en alimentos frescos y ricos en vitaminas y minerales. Qué no falte en vuestra dieta diaria frutas, verduras de temporada, productos lácteos, cereales integrales, legumbres, pescado, etc..

Hacer cosas divertidas. Reír y todo lo que os haga reír ayuda a aumentar las defensas. Durante los estados de alegría se produce una reacción química donde destaca la DHEA (la hormona de la juventud), que previene la oxidación orgánica y protege el cuerpo de las agresiones externas. Por tanto, id al cine, al teatro, quedad con vuestros amigos, bailad, etc..

yoga happyDesconectar. Dedicad un tiempo diario para huir y desconectar del estrés. Aprended a llevar un ritmo de vida más relajado. Practicad algún deporte, haced yoga, escuchad música, leed un libro y/o meditad durante unos minutos al día. Varios estudios han comprobado que al meditar producimos menos cortisol (hormona que se segrega cuando hay un exceso de estrés) y radicales libres, se respira mejor y todo el cuerpo se oxigena, disminuyendo el nivel de estrés, uno de los principales enemigos de nuestro sistema inmune.

Respirar hondo. La respiración es una función orgánica que puede ayudar a prevenir los resfriados ya que al aumentar la capacidad respiratoria el cuerpo se oxigena y se defiende mejor del frío. Para respirar mejor, podéis practicar la inhalación y la exhalación profunda 5 minutos 3 veces al día.

pulmones 3No es necesario que os recuerde que es conveniente eliminar el tabaco (o al menos fumar menos de cinco cigarrillos al día), moderar el alcohol (una copa de vino o cerveza al día es suficiente), evitar las grasas saturadas en la alimentación (fritos, grasas hidrogenadas o trans), eliminar el azúcar simple (caramelos, productos azucarados, etc..) y !tener una actitud positiva en la vida!

¿Y vosotros? ¿Lleváis un estilo de vida saludable? ¿Cuáles son vuestros errores? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share