El té verde tiene propiedades diuréticas, digestivas y depurativas, y es un excelente antioxidante, gracias a su contenido en polifenoles, que también contribuyen a aumentar el metabolismo  basal,  ideal para los que queráis perder peso.

Por su parte, el regaliz en infusión tiene propiedades digestivas, ayudando a las digestiones pesadas o cuando hay problemas de gases y meteorismo, pero también está indicado cuando se presentan problemas en las vías respiratorias.

Si unimos las propiedades del té verde y las del regaliz en una sola preparación, obtendremos una bebida deliciosa, depurativa, antioxidante, diurética y digestiva. ¡Una combinación ideal que aúna muchas y valiosas propiedades en una bebida!

Si os animáis a prepararos vosotros mismos un té verde con regaliz los pasos que debéis seguir son los siguientes. Veamos:

Necesitaréis té verde del tipo que más os guste, o tengáis a mano, y raíz de regaliz desecada molida o en trocitos. También podéis añadir la raspadura de la piel de un limón o naranja.

Ponéis las hojas de té verde y la raíz de regaliz en una tetera, (tres medidas de té por cada una o media de regaliz), y añadís agua hirviendo (a 100 grados), añadís un poco de raspadura de limón o naranja y dejáis reposar durante tres minutos. Pasado ese tiempo, coláis la infusión.

Si os gustan las infusiones dulces, podéis añadir media cucharadita de miel ecológica cruda (¡ojo que sea cruda!), estevia en hoja (no confundir con el esteviol), o azúcar de abedul (no tiene calorías y su sabor y textura es similar al azúcar blanco) y  ya tendréis vuestro té con regaliz listo para tomar!!

¿Y vosotros? ¿Habéis probado alguna vez el té, (ya sea negro, rojo, verde, o blanco), con regaliz? ¿Os gusta el sabor del regaliz? ¿Y el del té? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

 

Besos desde mi blog!!!

 

También podéis seguirme a través de Facebook

Share