En este post recordaremos los beneficios de las semillas de lino (o linaza).

Últimamente se han popularizado bastante gracias a la gran variedad de productos que nos ofrece el mercado. (Desde panes, a bollería o hasta combinadas con otras semillas, goji, frutos secos, etc..). Solo quiero puntualizar que miréis bien la composición, ingredientes y porcentajes de lino en el caso de bollería eco, integral o similar. No es oro todo lo que reluce.

Por lo que respecta a algunas marcas como Linwoods (muy de moda en tiendas de alimentación natural), vía abierta a tomarlo sin reparos (pero paulatinamente), ya que es una marca de alta calidad con sólido prestigio en el mercado mundial (En España, lo distribuye el Granero Integral, otra de las marcas punteras en cuánto a alimentación ecológica).

Pero volviendo al tema principal, añadiendo una cucharadita de semillas de lino o linaza (en este caso no cuentan panes ni bollería) en vuestra dieta diaria (yogur, ensalada, sopa, etc.) obtendréis una serie de beneficios muy interesantes para vuestra salud.

Las semillas de lino o linaza son una de las mejores fuentes de fibra insoluble.

La fibra insoluble absorbe una gran cantidad de agua estimula el trato intestinal, limpia los intestinos y disminuye la presión del colon cuando se han acumulado alimentos pobres en fibra, aumentando el volumen de las heces favoreciendo su evacuación.

De todas las fibras insolubles, la de linaza es una de las menos agresivas e irritantes. Tradicionalmente se le ha atribuido a la linaza (o lino), las siguientes virtudes:

Antioxidante y regenerador celular

Para la limpieza Intestinal y evitar el estreñimiento

Ayuda a adelgazar y reducir peso

Para combatir trastornos digestivos

Reduce el colesterol LDL “malo”

En casos de hemorroides

Colon irritable

Para compensar las deficiencias de una dieta pobre en fibra.

En algunos libros como el de la Dra. Odile Fernández, autora del Best seller Mis recetas Anticáncer, recomienda el consumo diario de linaza dentro de sus consejos y recetas para vivir una vida anticáncer. En mi caso, suelo tomarlas molidas en frío mezcladas con algunas otras semillas (también molidas en frío) como cáñamo.

¿Y vosotros? ¿Soléis tomar suficiente fibra a diario? ¿Está la linaza dentro de vuestra dieta diaria? ¿Conocíais sus virtudes? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

 

Besos desde mi blog!!

FacebookTwitterGoogle+Compartir