Los cachorritos de perro o gato son muy bonitos y enamoran a casi todo el mundo. Para que vamos a negarlo… Con la llegada de la Navidad, llega el momento de pensar en regalos para nuestros seres queridos y aún hay muchas personas que piensan: ¿qué mejor regalo que un cachorro?

Pero lo que hoy parece el obsequio ideal puede convertirse en un problema tanto para el animal como para la persona que lo recibe. Porque a veces parece que no queremos entender que los animales NO SON UN JUGUETE, ni un objeto que se compra, se cambia, se tira o se abandona a su suerte. No. Un animal, al igual que las personas, tienen su corazoncito y sus sentimientos. (Aunque algunos no quieran entenderlo).

Con este punto de partida, la nueva campaña de Navidad de la Fundación Affinity #NoSonUnJuguete, nos habla de que un ser vivo no debería ser regalado como si fuera un objeto cualquiera y que tiene el objetivo de concienciar en estas fechas sobre las nefastas consecuencias que puede tener regalar animales.

egún revela un estudio de la Fundación Affinity, casi un 40% de los animales de compañía llegan a los hogares españoles en forma de obsequio. Por ello, Fundación Affinity pretende crear conciencia y llevar a la reflexión antes de decidirse a compartir la vida con un perro o un gato con el fin de evitar futuros abandonos.

Para trasladar este mensaje, Fundación Affinity ha creado una historia que ilustra con un tono amable y cercano las luces y sombras de lo que significa convivir con un perro. Pero eso no es todo:

Según señala Isabel Buil, directora de Fundación Affinity, “queríamos contar una historia que conectara con la gente, que tuviera emoción y que al mismo tiempo llevara a la reflexión a aquellas personas que quizás estén pensando en un cachorro como regalo de Navidad. Convivir con un perro o un gato es una decisión tan importante que nadie más la puede tomar por uno mismo”.

También sabemos que el impulso juega un papel importante en la elección del animal, y es que un 34% de los propietarios españoles confiesa que se dejó llevar por razonamientos emocionales y/o visuales a la hora de decidirse por su perro o gato.

En el caso de los niños, aunque el 98% de los niños asegura tener claro que los animales no son juguetes, un 50% de ellos reconoce haber pedido a Papá Noel o a los Reyes Magos un perro o un gato en algún momento de su vida.

¿Pero por qué los niños piden perros y gatos? Según el II Análisis Científico de la Fundación Affinity, que analiza el vínculo entre personas y animales de compañía, para uno de cada dos niños el animal representa, después de sus padres, la principal fuente de apoyo emocional en situaciones de miedo o tristeza.

Además, un 60% de los niños asocian a los perros y gatos como compañeros de actividades, es por esto que el 80% de los niños prefiere jugar con ellos antes que con videojuegos.

Aquí Leo y Gina, dos de los integrantes de mi querida familia animal 🙂

Si después de reflexionar seriamente sobre ello, y realmente estamos convencidos en tener un animal en casa, os aconsejo encarecidamente que vayáis a protectoras o refugios de animales. Os sorprendería la cantidad de animales lindísimos que están esperando un hogar.  Hasta cachorritos o perritos de razas muy pequeñas, que han sido abandonados a su suerte… Y repito #NoSonUnJuguete…..

¿Y vosotros? ¿Tenéis gato o perro en casa? ¿Qué os parece esta nueva campaña de la Fundación Affinity? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

Tambien podéis seguirme a través de Facebook