Decaimiento, malestar, astenia, atonía o estar sin fuerzas para hacer nada, pueden ser algunos de los motivos debidos a una mala alimentación, el estrés y la comida rápida, pudiendo llegar cada vez más frecuentemente a sufrir algún episodio de anemia por falta de hierro, uno de los minerales fundamentales y esenciales para el funcionamiento de nuestro organismo.

astenia1Una mala absorción de este mineral, o la escasez en la dieta ingerida, conlleva una de las dolencias nutricionales más extendidas en el mundo, la anemia. Esta enfermedad provoca una disminución de glóbulos rojos en la sangre, que son los encargados de transportar el oxígeno a los tejidos del cuerpo, por lo que este trastorno se puede convertir en un problema grave si se descuidan los niveles de hierro en la sangre. Incluso puede llegar afectar al sistema neurológico.

astenia2Según estudios de la Sociedad Americana de Neurología, se ha comprobado que los adultos mayores que tienen anemia, tienen el doble de probabilidades de padecer demencia.

Una correcta alimentación es clave para prevenir la anemia, pero también para combatirla. No todas las personas necesitarán la misma cantidad de este mineral para el correcto funcionamiento del organismo, por ejemplo, una persona deportista necesitará más que una sedentaria.

hierro 1Para tener una dieta rica en hierro debemos incluir en nuestra alimentación los siguientes alimentos:

Pan Integral: Nos aportará hasta un 6% de la cantidad diaria recomendada (CDR) de hierro.

Avena: Un par de cucharadas de avena en el desayuno, pueden aportar hasta 4,5 mg de este mineral.

Carne roja: Contiene 2,5 mg por cada 100 mg de alimento. Además, el hierro que aporta es de fácil absorción.

hierro2Pescado azul: De 2,5 mg hasta 6,5 mg por cada 100 mg de pescado según el tipo que sea. Los que más tienen son las anchoas, sardinas y boquerones. Además del hierro nos aportarán múltiples vitaminas.

Legumbres: Aporta de 5 a 8 mg por cada 100, según el tipo. Lentejas, soja, alubias y garbanzos, son los que más aportan. El hierro procedente de origen vegetal es peor absorbido por el organismo que el de origen animal, pero la combinación de ambos será muy positiva en el organismo.

Frutos secos: Pueden llegar a aportar hasta 4 mg por cada 100. Nueces, almendras, pistachos y pipas de girasol, son los que más aportan.

Por otra parte, es interesante recalcar que el hierro se absorbe mejor si se combina con alimentos ricos en vitamina C. (Por ejemplo una tortilla a la francesa con un zumo de naranja).

hierro4Consumir alimentos ricos en hierro hará que nuestro organismo no padezca carencia de este mineral, pero es muy importante combinarlos con alimentos ricos en vitamina C. La vitamina C ayuda al organismo a una mejor asimilación del hierro, por lo que es muy aconsejable tomar zumos de cítricos, tomates o pimientos que son los alimentos más ricos en esta vitamina.

Acostumbrarnos a incluir este tipo de alimentos en nuestra dieta diaria hará que podamos prevenir y combatir la anemia y volver a encontrarnos con la energía necesaria para afrontar el día a día.

¿Y vosotros? ¿Soléis tener muy en cuenta vuestra los alimentos que consumís cada día? ¿Tomáis suficiente hierro a diario? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

Share