Los que estáis acostumbrados a la jerga nutricional para deportistas, runners o atletas de alto impacto quizá os suena los beneficios de la glutamina para el organismo ya que suele utilizarse como complemento nutricional usualmente después de los entrenamientos para “reparar y nutrir” mayoritariamente la musculatura trabajada durante el ejercicio.

La glutamina es el aminoácido (uno de los 20 componentes fundamentales para las proteínas) más abundante en los músculos humanos, puesto que llega a suponer casi el 60% de los aminoácidos presentes.

Aunque se encuentra de forma natural en el cuerpo, en ciertas situaciones, como el estrés oxidativo, el organismo no es capaz de generar la cantidad necesaria, por lo que se precisa una suplementación habitual en la dieta (con alimentos ricos en proteínas o aminoácidos que la contengan o suplementos de glutamina).

También ha mostrado sus efectos sobre la protección del sistema inmunológico y el sistema digestivo y es útil para mejorar la recuperación tras una cirugía intestinal, aumentando el bienestar de las personas con lesiones traumáticas. Pero eso no es todo:

Además, la glutamina se emplea para contrarrestar ciertos efectos secundarios derivados de tratamientos médicos como, en el caso de la quimioterapia, síntomas como la diarrea, el dolor y la inflamación en general.

La glutamina es un aminoácido que se encuentra entre las principales fuentes de energía de las células epiteliales, un nutriente clave para el correcto funcionamiento del intestino. Prueba de ello es que solo este órgano emplea el 30% de los depósitos totales de glutamina existentes en el organismo.

En el intestino reside el 80% del sistema inmunitario de todo nuestro organismo y una buena salud intestinal refuerza el sistema inmunitario que contribuye a una mejor salud general del individuo.

Hay que destacar que la flora intestinal es adquirida por el ser humano, es decir, nacemos estériles y es a partir del momento en que entramos en contacto con nuestro medio, cuando adquirimos estos microorganismos que anidan y proliferan a lo largo de todo el aparato digestivo.

Siguiendo estas premisas, Faes Farma, acaba de lanzar al mercado  ProFaes Digest Probioticos, el primer probiótico que contiene Lab4 -una combinación de cuatro cepas diferentes de bacterias beneficiosas- con glutamina y multinutrientes (vitaminas A, C, D; fibra; prebióticos y aloe vera)  que ofrece los beneficios reconocidos por la comunidad científica sobre los probióticos, con el refuerzo añadido de la glutamina, un elemento avalado también para influir en el metabolismo del intestino, ya que se encuentra entre las principales fuentes de energía de las células epiteliales -la parte más superficial del intestino-.

Todo ello me parece suficientemente valorable como para tenerlo en cuenta, sobre todo aquellas personas que tienen problemas intestinales, digestivos, nerviosos o por algún requerimiento especial, necesitan un aporte extra de probióticos y glutamina para reforzar su sistema inmunitario por ejemplo. (Antes de tomar cualquier suplemento  es conveniente consultar a vuestro médico o especialista de la salud).

Besos desde mi blog!

Share