No es una tontería que el estilo de vida saludable, con productos de proximidad, sin aditivos, ecológicos y cuanto más naturales posible, están cada vez más presentes en la lista de la compra para muchos, desterrando con ello el terrible fast food, cada vez menos popular entre todos.

verduras1Hace unos años la “comida rápida” (o comida basura) se estaba imponiendo como tendencia en la dieta de muchos, pero en los últimos tiempos se ha dado la vuelta a esta situación y se está apostando por un estilo de vida saludable que tiene como pilares el seguimiento de una dieta balanceada y la práctica de ejercicio.

¿A qué mis verduras han crecido mucho?

¿A qué mis verduras han crecido mucho?

Este cambio de hábitos ha desembocado en que las dietas vegetarianas (y en otros casos en las flexitarianas) hayan cobrado un gran protagonismo, por lo que la Health Coach Rocío Río de la Loza y yo misma os mostraremos algunas de las claves para iniciarse con éxito en este tipo de dieta. Veamos:

Etapa de transición para el cuerpo y la mente: el organismo debe acostumbrarse al cambio de alimentación y cada persona, tiene que entender las razones por las que quiere o debe seguir este tipo de dieta. Es importante reflexionar sobre esta cuestión ya que las razones son el motor más fuerte que uno tiene en los momentos difíciles o de tentaciones.

vegetalesComprender los requerimientos nutricionales del organismo: en una dieta vegetariana se corre el riesgo de que el organismo tenga carencias de vitaminas, proteínas y minerales, al igual que sucede con otras si no están bien balanceadas. Por ejemplo:

  1.  El cuerpo necesita de forma obligatoria calcio, que se puede encontrar en semillas de sésamo, de chía y en granos completos como el trigo, maíz, amaranto y quínoa;
  2. Hierro, presente en vegetales crucíferos (como brócoli, col, coliflor o repollo) y en hojas verdes oscuras como la espinaca;
  3. Vitaminas B12 y D, que están en las algas marinas, los cereales y los champiñones;
  4. Aminoácidos que se encuentran en granos completos, leguminosas, semillas y hojas verdes, entre otros.
  5. Por lo que la dieta debe ser completa y variada, intentando incluir a diario todos los macronutrientes necesarios en la misma.

vegetales1Integrar nuevos alimentos en lugar de quitar: cuando se inicia una dieta casi siempre se comete el error de eliminar de nuestra alimentación los alimentos que nos han prohibido cuando es mejor incorporar poco a poco aquellos que nos han recomendado. Siguiendo este proceso en una dieta vegetariana los resultados serán muy positivos y conseguirás prolongarla en el tiempo.

 La importancia de aprender a cocinar: desenvolverse como si fuerais prácticamente unos chefs en la cocina os ayudará a seguir una dieta vegetariana con éxito ya que, eso os dará la oportunidad de saber con qué alimentos se pueden sustituir ciertos ingredientes o platos y cómo equilibrar vuestro plan de alimentación sin aburriros de comer siempre lo mismo. Además, saber cocinar (y las diferentes técnicas de cocción y tiempo para los diferentes alimentos) os permite expandir vuestro horizonte no solo en la mesa sino en la cultura general y el entendimiento del cuerpo humano.

 Comer con las estaciones: para lograr el éxito cuando comencéis una dieta vegetariana debéis apostar en vuestra alimentación por los productos de temporada, para lo que es recomendable visitar los mercados locales para conocer los productos de temporada y a los productores, además de revisar los pasillos de fruta y verdura de los supermercados y los de dietas especiales para encontrar novedades (y apostar por los productos ecológicos locales).

La principal conclusión es que siguiendo esta dieta podréis tomar recetas vegetarianas como sopas, ensaladas, sándwiches, hamburguesas veganas, licuados y jugos verdes, todas ellas muy saludables y con las que fortaleceréis vuestra salud para incrementar tu bienestar. ¡La fuerza de voluntad y que os guste prácticamente cualquier alimento es fundamental para afrontar con éxito esta dieta de manera equilibrada! O por lo menos comenzar una transición hacia ella, o hacia la ovolacteovegetariana o la flexitariana. Pero ya os hablaré con más detalle en otro post.

¿Y vosotros? ¿Qué opináis al respecto? ¿Seguís algún tipo de dieta determinada? Estaré encantada de leer vuestros comentarios.

Besos desde mi blog!

También podeis seguirme a través de facebook

Share