Bienvenido octubre, y con él a las frutas típicas de otoño. Una de nuestras favoritas es el caqui o palosanto. Conocido también como caquilero, esta fruta dulcísima, tiene una forma parecida al tomate o los que tengan más imaginación quizá le recordará a una manzana, pero su sabor nada tiene que ver con ellos.

Dulce y goloso, el caqui es un manjar muy apreciado por los niños. Su pulpa es gelatinosa, muy jugosa y sabrosa. Por su textura y contenido en azúcares, es una fruta ideal para hacer mermeladas, cremas dulces y para ser utilizada en diversos postres.

En cuanto a su valor nutricional, cuenta con importantes cantidades de hidratos de carbono (fructosa y glucosa), pectina y mucílagos (fibra soluble). Es una fuente rica en vitaminas, entre las que cabe destacar su contenido en betacaroteno (provitamina A) y vitamina C. También contiene potasio, hierro, magnesio, calcio y en menor cantidad fósforo y sodio. 

En contra de lo que muchos puedan pensar, su aporte calórico no es muy elevado (65 calorías aproximadamente) por lo que puede ser tomado con moderación, en las dietas de adelgazamiento.

Es una gran fuente de antioxidantes, ya que contiene betacarotenos, taninos, ácido nicotínico, ácido fólico y pectinas, entre otros. A parte de su aporte en nutrientes, el palosanto tiene otros beneficios para la salud. Vamos a repasar algunos más importantes. Veamos:

Contribuye a mejorar problemas de tránsito intestinal y estreñimiento, por su aporte en fibra soluble y mucílagos.

Aumenta las defensas del organismo, ayudando a producir glóbulos rojos y blancos.

Incentiva la producción de colágeno, mucosas y huesos.

Es una fruta muy recomendada para niños en edad de crecimiento, personas con un gran desgaste físico, como deportistas o (runners), personas de la tercera edad, así como para las mujeres durante el periodo de lactancia y el embarazo.

¿Y Vosotros? ¿Qué nombre usáis para denominar el caqui? ¿Os gusta? ¿Cómo soléis comerlo? Estaré encantada de leer vuestros comentarios

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share