Las grasas o lípidos, Sí, aquellas “sustancias” odiadas por muchos, forman parte del organismo, y son necesarias para su mantenimiento. Queramos o no. Sus principales funciones de estos diversos grupos de moléculas (insolubles al agua) en el organismo son: energética, de reserva, estructural, aislante y protectora, catalizadora y hormonal y transportadora de otras moléculas. Dentro de ellas, en este post hablaremos de los ácidos grasos esenciales y su importancia para la salud.

Los ácidos grasos esenciales son aquéllos que no los podemos sintetizar en nuestro organismo y por ello es necesario ingerirlos con la dieta. Ya sea con alimentos, tanto de origen animal como vegetal.

Algunos ácidos grasos poliinsaturados (linoleico y α-linolénico) no pueden ser sintetizados por los animales superiores (incluido el hombre), y como su función biológica es fundamental, deben ser suministrados en la dieta. Por este motivo reciben el nombre de ácidos grasos esenciales.

Son ácidos grasos que no sintetiza el organismo humano y que tienen un doble enlace entre los 7 primeros átomos de carbono, contando a partir del metilio terminal. Por tanto, incluyen los ácidos grasos Omega-3 y los Omega-6. Pero vamos a hablar con más detalle sobre ellos:

Omega 3

A este grupo pertenece el ácido α-linolénico. Otros ácidos grasos pertenecientes a la forma Omega 3 son el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), ambos se sintetizan a través del ácido α-linolénico. (Ver más detalle aquí )

Omega 6

La forma más común de Omega 6 es el ácido gamma linolénico. Este ácido graso facilita la pérdida de peso en los pacientes con sobrepeso, inhibe la agregación plaquetaria (coagulación anormal), mejora los síntomas de depresión y esquizofrenia, alivia los síntomas del síndrome premenstrual, es beneficioso en el manejo de la adicción al alcohol.

Pero los realmente necesarios para el organismo son los primeros de cada una de las series, es decir, el ácido linoléico y el ácido α-linolénico, y a partir de estos, mediante elongasas (que introducen dos átomos de carbono a la cadena) y desaturasas (que forman un doble enlace), se obtienen los restantes ácidos grasos esenciales. A estos se le denominan metabolitos esenciales y son, en la serie omega 6, el gamma linolénico y el araquidónico y en la serie omega 3, el EPA y el DHA.

Las deficiencia de ácidos grasos esenciales pueden causar:

Piel alterada (menos capacidad para retener agua).

Caída del pelo.

Acné y eczemas.

Mala cicatrización de heridas.

Bajada de los mecanismos de defensa.

Los Requerimientos de ácidos grasos esenciales son los siguientes:

En adultos: del 1-2% de las calorías totales.

En lactantes: 6% de las calorías totales.

Embarazo: 4-5% de calorías totales.

Los alimentos ricos en Omega6 son las semillas oleaginosas, y los ricos en Omega3 son el aceite de soja y los pescados. La relación Omega3/Omega6 en la dieta debe ser entre 1/5 y 1/10.

Espero que esta información os sea de utilidad

Besos desde mi blog!

Share