El yoga está de actualidad. Cada vez más. Todavía hay personas que confunden yoga con estiramientos. Pero no, el concepto ni el trabajo es el mismo. De la misma manera que en el trabajo de estiramientos o streching solamente nos centramos en eso, estirar musculatura, tejidos blandos y cuerpo en general,  en el yoga ejercitamos la mente y la conciencia.

Las asanas o posturas de yoga pueden ir desde posiciones muy sencillas a otras más complicadas. Todas ellas contribuyen a mejorar todos los sistemas del cuerpo, (respiratorio, circulatorio, digestivo, nervioso, …).  De la misma manera, ayudan a ampliar la consciencia, fortalecer el carácter y armonizar la función mental.

Las asanas se pueden clasificar de diversas maneras. El criterio que suelo usar para ordernarlas es el siguiente:

Posturas de meditación

Posturas de equilibrio

Posturas de flexión

Posturas de torsión

Posturas de inversión

Posturas de acción general

En este post voy a centrarme en los beneficios de las posturas de inversión. Veamos:

Estas posturas implican un movimiento que habitualmente sitúan los pies sobre la cabeza. (Para que me entendáis más simplemente, “son las posturas para estar cabeza abajo”).

Algunas de las posturas de inversión más conocidas y más usadas en el yoga son la postura de la vela, el arado, el pino o la postura sobre la cabeza. (Esta última, considerada la reina de las posturas en yoga).

Los beneficios de las posturas de inversión son los siguientes:

Estimulan el sistema endocrino y regulan el funcionamiento de la glándula tiroides.

Fortalecen la musculatura cervical, de la espalda, hombros, brazos y abdomen.

Favorecen la circulación sanguínea, haciendo que llegue más sangre al cerebro y descongestionando las venas de las piernas, descargándolas y previniendo las varices.

Mejoran la memoria, la concentración, la atención y la capacidad intelectual.

Normalmente, las posturas de inversión suelen ejecutarse al final de la sesión de yoga  o después de los saludos al sol, y sirven para vigorizar y tonificar el cuerpo en general, pero debéis tener en cuenta que los principiantes siempre deben realizarlas siempre bajo la supervisión de un maestro o profesor de yoga.

¿Y vosotros? ¿Habéis realizado alguna vez alguna sesión de yoga con alguna postura de inversión? ¿Os animáis a ello? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share