¿Al mal tiempo buena cara? ¿Una sonrisa puede cambiar una mañana? ¿Necesitamos un abrazo? ¿Qué son las fuentes de afecto?  ¿Qué es la química del amor? Las emociones son fluidas, se transforman constantemente y tenemos que ser capaces de aprender a gestionarlas.

De la misma manera que entrenamos el cuerpo, también debemos “entrenar” nuestras emociones y la manera en la que las gestionamos. Pero eso no es todo:

Amar, querer, reír, llorar o hasta olvidar alguna pena o tristeza puede ser más fácil si nos acompaña en el camino un perro, gato u animal de compañía. (Acabo de recordar el caso de una vecina que con más de 80 años vive feliz con su periquito, el cual revolotea por la casa y juega con él a fútbol, ven la tele juntos, y le da besitos cuando ella se lo pide. Además de posar en su mano y darle besitos en la cara. Sí, “Bonic” sería un candidato ideal a “Tú sí que vales”, pero Elena prefiere disfrutar ella sola de su amigo y compañero fiel.

Además de querernos a nosotros mismos y querer a personas de nuestro entorno y familia ¿Cuántos de vosotros vive con un perro o un gato en casa? ¿O acaso tenéis dos, tres o más? ¿O bien no os gustan los animales o pensáis que son un estorbo o acarrean demasiado trabajo o problemas?

Para muchas personas, el papel de las “mascotas de compañía” va mucho más lejos va mucho más allá del de animal de compañía. Según varias encuestas que he ido leyendo, nueve de cada diez personas subrayan que su perro siempre está ahí cuando necesitan consuelo, afecto, seguridad o motivación, y tiene la certeza de que seguiría siempre a su lado de forma incondicional.

Pero no todos los animales tienen la suerte de tener un hogar en donde les quieran. Desgraciadamente todavía hay demasiados perros maltratados, abandonados y dejados a su suerte, por personas que por alguna causa (o sin ella) se deshicieron de ellos.

Pensando en ellos, MSD Animal Health España, ha creado una campaña de la cual estaré encantada de dar difusión desde mi blog: EL PODER DEL ABRAZO.  Si pincháis el siguiente link: www.elpoderdelabrazo.com veréis todos los detalles de cómo participar, pero en todo caso, os los resumo en cuatro líneas.

Solamente tenéis que haceros una foto abrazos a vuestro gato, perro, cobaya, hámster, periquito, tortuga… o animal de compañía que viva con vosotros, y subirla o bien a Instagram con el hastag #Elpoderdelabrazo o bien subirlo a su web www.elpoderdelabrazo.

Por cada foto de vuestro amigo/mascota y vosotros abrazados, que subáis en esta web o en Instagram (con el hashtag #ElPoderDelAbrazo), MSD donará 1€ a Nueva Vida Adopciones, una organización sin ánimo de lucro dedicada a recoger, asistir y cuidar a perros abandonados hasta encontrarles una casa de acogida o de adopción.

A mí, la idea me ha parecido fantástica. Cada abrazo con vuestro compañero más fiel genera un lazo de amor único entre vosotros y ahora, la fuerza de vuestra unión llega más allá. Es el efecto multiplicador del abrazo. Porque abrazaros os llena de cariño, y los dos juntos seréis cómplices de la felicidad de muchas otras mascotas gracias a un abrazo.

Quizá suena algo bucólico, pero cada abrazo cuenta. Y un euro es un euro. Cuantos más cientos de abrazos subáis a la red, más estaréis ayudando a la campaña. Con un simple abrazo de amor. ¿A qué estáis esperando?

Besos desde mi blog!