Pastelitos a base de boniatos y piñones (paleo panellets)

alimentacion Comida consejos dietas información interesante salud vida sana

Halloween se está apoderando de la noche del 31 de octubre (para que vamos a engañarnos… lo comercial es lo que “tira”). A pesar de ello, en muchas regiones de España se sigue celebrando (faltaría más) la noche anterior del día de “todos los santos”, comiendo castañas, boniatos, huesos de santo y concretamente en Catalunya se preparan los panellets, unos pastelitos dulces preparados a base de boniato, almendra y piñones.

halloween1

A partir de la pasta base, se puede añadir café, cacao, ralladura de coco, nueces, castañas, etcétera, dando paso a panellets con distintos sabores, quedando riquísimos!!

No hace falta que sea la noche del 31 para gozar de estos dulces, sabrosos, nutritivos y calóricos (si se abusa de ellos),  pero os puedo asegurar que si os animáis a hacerlos vosotros mismos en casa, (y los que tengáis niños, con su ayuda o compañía) además de pasar un rato divertido en la cocina, (por eso el ingrediente de «amor»)  tendréis un postre o  picoteo nutritivo, sano y fácil de preparar. (Apto para celíacos e intolerantes a la lactosa).

panellets

 

Hay muchas maneras de prepararlos, pero en mi caso, es una receta siguiendo las bases paleo y la tradición «panelletera» es la siguiente:

INGREDIENTES (para aproximadamente 25/30 unidades)

Para la masa base:

Para los complementos y decoración:

  • Piñones
  • Almendra picada
  • Coco rallado
  • Ralladura de limón
  • Aceite de coco, cacao puro en polvo

Preparación:

Pelamos y cortados a trozos el boniato, previamente hervido o al horno, y lo ponemos en un bol y lo chafamos con un tenedor hasta que se forme un puré uniforme.

Añadimos al bol, la harina de almendra , la miel y la yema de huevo, y lo mezclamos bien con el puré de boniato.

Amasamos bien la pasta hasta que sea una masa uniforme. La textura debe quedar maleable y sólida (como si fuera plastilina para niño).

Dejamos reposar en la nevera durante dos horas y ya tendremos hecha la base de nuestros panellets.

Seguidamente, tenemos que darle forma a nuestros pastelitos. Para ello, podemos contar con la ayuda de los más peques de la casa.

Separamos la masa en cuatro partes. En una de ella añadimos una cucharada de cacao puro, en la otra añadimos una cucharada de coco rallado, un poco de ralladura de limón  y mezclamos bien. Las otras dos partes de masa, las dejamos tal cual.

Con la masa de los panellets de cacao, hacemos un gran rulo y lo cortamos a trocitos. Con la masa de panellets de coco, podemos hacer lo mismo, o bien hacemos bolas pequeñas (como si fueran albóndigas), y las pasamos por clara de huevo (a modo de rebozado) y las cubrimos con coco rallado.

Con la masa original, también hacemos bolitas con las manos.  Las pasamos por la clara de huevo y las cubrimos de piñones y/o almendra picada (como hemos hecho con los de coco).

Untad una bandeja para el horno con aceite de coco virgen. Colocad los panellets en la bandeja y pintadlos por encima con la yema de huevo para que queden doraditos y crujientes.

Calentad el horno a una temperatura fuerte (180 a 225 grados). Cuando el horno esté listo, coced los pastelitos durante 8 a 10 minutos. Retirad la bandeja del horno y dejad enfriar. ¡Ya estarán listos para comer!

Los panellets se comen junto a castañas y boniatos asados al horno y acompañados con vino moscatel. ¿Os apetece acompañarnos en esta fiesta tradicional?

¿Y vosotros? ¿Habéis probado alguna vez los panellets? ¿Os gustan? ¿Preparáis alguna receta especial para la noche de todos los santos? ¿O celebraréis una fiesta de Halloween? ¿O ambas cosas? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.