Un ejercicio de relajación y meditación para liberar tensiones

actualidad adelgazar alimentacion belleza bienestar Comida consejos emociones pilates salud Todos los posts vida sana yoga

meditar2¿Qué es para vosotros la relajación? ¿Utilizáis alguna técnica para relajaros? ¿O creéis que no os hace falta? ¿O acaso que no os es posible, ya que el estrés os vence?

Para mi, la relajación es como un descanso en forma de vigilia, como un dejarse hundir en un estado de reposo físico y mental sin adormecerse.  Es un estado natural de descanso (a veces hasta niveles profundos), que nos libera de tensiones físicas (musculares, etc..) y psíquicas (estrés, ansiedad, etc.) acumuladas a lo largo de la jornada.

Durante el tiempo de relajación (es importante o conveniente dedicarle un tiempo a diario) deben suprimirse por completo las preocupaciones, los dolores y cualquier influencia del mundo exterior. (Sí, ya sé que parece muy difícil, pero si lo pensáis detenidamente, veréis que no lo es tanto).

Se deben desatar todos los nudos que nos unen a la realidad que está fuera de nosotros, (trabajo, niños, casa, familia, pagos, deudas, amores, dolores, amigos, etcétera…) para sentirnos descongestionados y vaciados de todo pensamiento (cuando digo todo, es todo), hundiéndonos en una forma de reposo total y consciente.

Hay diversos métodos para alcanzar un estado de relajación. Algunos de ellos se pueden practicar en centros especializados (centros de flotación o de gravedad cero, masajes relajantes,  sesiones de yoga, tai chi, etc..) o bien en casa (meditación, musicoterapia, aromaterapia, técnicas de respiración y/o relajación, etc.) pero según mi opinión, la clave del relajaciónn sin embargo, se encuentra en la respiración.

meditar6Aprender a respirar, inspirando profundamente, conteniendo el aliento para espirar seguidamente con lentitud, es el secreto para preparar el cuerpo a fin de que se encuentre en las mejores condiciones de distensión completa muscular y nerviosa.

Hay diversas técnicas de respiración entre ellas el Pranayama (yoga de la respiración) que contribuyen a que la mente y el cuerpo puedan llegar a la relajación profunda. (Ya os hablaré de ello en otro post).

Aprender a relajarse y a saber canalizar la energía, emociones a través de la respiración para llegar a un estado de “relax”, es imprescindible para liberar el estrés, los miedos, la ansiedad, las emociones negativas.

Como he dicho antes, con la práctica diaria de algún método o ejercicio de relajación se puede conseguir restablecer la calma, la paz y la tranquilidad. Pero todavía hay más….

Otras razones por las cuales se aconseja la práctica diaria de alguna técnica o método para relajarse son:

Disminuye el estrés.

meditar4Disminuye  las sensaciones de cansancio o agotamiento.

Aumenta el nivel de energía (positiva) y vitalidad.

Alivia el dolor de cabeza.

Aporta más resistencia frente a las enfermedades.

Aliviar dolores musculares, en especial de espalda y cuello.

Controla las crisis de ansiedad y angustia.

Ayuda a abandonar hábitos como fumar, el alcohol, etc

Ayuda a vencer el insomnio.

Aumenta el nivel de conciencia.

Aumenta la creatividad.

Ayuda a tener mejor salud.

Un ejercicio sencillo de relajación que os puede ir muy bien después de un día estresante es el siguiente. Veamos:

La idea general de este ejercicio será utilizar la música como elemento para dejar que vuestro cuerpo fluya mientras se mueve a su ritmo.  Para ello, necesitaréis una o varias canciones de música New Age o clásica, sin sonidos estridentes, (para que su efecto sedante surja efecto).  Yo suelo usar melodías con sonidos de la naturaleza, voces relajantes, instrumentos de viento, cuerda, etc…

Intentad realizar el ejercicio en una habitación oscura o semi oscura y a poder ser en silencio o con poco ruido para evitar distracciones. Una vez hayáis elegido la melodía que os acompañará, ya podéis  comenzar a realizar el ejercicio, que consta de diez pasos:

1- Comenzad a reproducir la música al volumen que creáis conveniente, (no importa que esté alto), siempre que no os moleste ni  altere. Debéis sentiros a gusto con el sonido.

2.- Poneos de pie, con los brazos relajados a lo largo del cuerpo. La espalda debe estar recta, el abdomen ligeramente apretado y la cabeza ligeramente inclinada hacia delante, como si vuestra barbilla quisiera tocar vuestro pecho. Los hombros deben estar relajados. Las rodillas deben estar ligeramente inclinadas. No debe haber tensión en vuestro cuerpo.

3.- Cerrad los ojos y respirad profundamente tres veces. Escuchad la música durante unos minutos sin moveros. Concentraos en la melodía y en vuestra respiración que cada vez debe ser más ligera.

 4.- Seguidamente, empezad a mover los pies al son de la música, como os apetezca. Dejad que vuestros pies se muevan como ellos quieran, sin reprimir el movimiento, permitidlos fluir.

 5.- Unos instantes después, añadidle el movimiento de las piernas. Movedlas como os apetezca, dejad que se muevan libres. No pretendáis hacer pasos de baile ni movimientos rítmicos. Ese no es el objetivo. La finalidad es dejar que vuestras piernas fluyan al ritmo de la música.

 6.- Seguid así durante unos minutos y añadid el movimiento de las caderas y espalda. Disfrutad con el movimiento. Poco después, añadid brazos, manos, cuello y cabeza. Todas las partes de vuestro cuerpo deben moverse.

 Dejad que surja el movimiento desde vuestro interior, con fluidez y naturalidad. No os quedes rígidos, ni reprimáis el movimiento. Debéis dejar que vuestro cuerpo fluya con la música. Disfrutad con el movimiento, sintiéndoos  ligeros mientras bailáis. Tomaos todo el tiempo que os apetezca …

7.- Para finalizar, levantad los brazos e imaginaos que vuestros brazos y manos son como las ramas de un árbol que se mueven a merced del viento. Imaginad que los dedos de vuestras manos son como las hojas de esas ramas que también se mueven por el efecto del viento. Balanceadlos junto a vuestras manos y brazos al ritmo de la música. Continuad así durante varios minutos.

8.- Pasado ese tiempo, bajad lentamente los brazos sin prisa, siempre escuchando y siguiendo el ritmo de la música. La respiración en todo momento debe ser ligera. Dejad que el aire entre y salga por la nariz

9.- Poco a poco volved a recuperar la posición inicial del baile. Lentamente dejad de mover los brazos, cabeza, caderas, piernas y pies, acabando con la posición del principio del ejercicio, sin moveros. Quedaos unos minutos escuchando la música y sintiendo el resultado positivo del ejercicio en vuestro cuerpo.

10.- Cuando creáis conveniente, podéis dar por finalizado el ejercicio, respirad (inhalando y exhalando) profundamente tres veces y encended la luz. Comprobaréis que os encontráis mucho mejor y más relajados!!

relax1Este es un ejercicio muy eficaz para liberar tensiones, y solamente requiere un poco de práctica. Cuánto más lo practiquéis mejores serán los resultados. Ya me contaréis!!! Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.