Método Pilates: Hiperlordosis, hipercifosis y la salud de la espalda

actualidad adelgazar alimentacion belleza bienestar Deportes pilates salud Todos los posts vida sana yoga

espalda3¿Cuántos de vosotros consideráis que vuestra postura es la correcta? ¿os han dicho alguna vez que “echáis chepa”? ¿O por el contrario el médico os ha diagnosticado de hiperlordosis? Aunque pueda parecer que hable chino, la hipercifosis e hiperlordosis son algunas anomalías relacionadas con la fisiología anatómica normal de la columna que suelen darse más habitual de lo que podemos pensar.

La hiperlordosis lumbar consiste en un aumento o incremento en la curvatura fisiólogica de la columna vertebral en la zona de las lumbares. Esta curvatura puede irse acentuando con el paso de la edad, causando dolor y hsta incapacitación para practicar algunos tipos de deportes.

La hipercifosis o cifosis, más conocida como «joroba» o «chepa» , es la curvatura anormalmente aumentada de la columna vertebral a nivel dorsal (parte alta de la espalda), si se observa de perfil o lateralmente.

El tipo más común de hipercifosis es la hipercifosis postural. En la mayoría de los casos se debe a la adopción prolongada de posturas inadecuadas o la falta de potencia en la musculatura para vertebral.

Por ello, es conveniente acudir al médico traumatólogo para que diagnostique el grado de curvatura y su proyección en el resto de la columna vertebral y su musculatura implicada.

espalda1La consecuencia más común de estas anomalías se traduce en una dificultad de la columna vertebral para cumplir su rol natural que consiste en soportar el cuerpo. Y como el cuerpo es una estructura ensamblada y solidaria, aumenta enormemente la posibilidad de sufrir una lesión en cualquier otra parte del organismo.

La columna vertebral tiene la capacidad de irse adaptando lentamente, por lo que y gracias a una base de entrenamiento y ejercicios físicos determinados por un fisioterapeuta o especialista en deporte que sirvan para corregir la curvatura de la espalda y fortalecer la  musculatura implicada, poco a poco se puede recuperar y mejorar la postura lumbar o dorsal y prevenir los dolores asociados a esta parte del cuerpo.

El método Pilates puede ser una gran ayuda para corregir, estabilizar y fortalecer la espalda contribuyendo a mejorar la postura.

Esto se consigue mediante ejercicios muy completos de fuerza, elasticidad, estabilización  y corrección postural que deben ser marcados por el especialista, en función de nuestras posibilidades y necesidades particulares, por lo que las clases colectivas de Pilates (entendamos a macro-clases con veinte o treinta personas por sesión) no serán de gran ayuda para corregir esta dolencia, ya que uno de los factores de éxito en este método, es la ejecución de los ejercicios desde una postura inicial “consciente” (tomando conciencia de la posición de la columna vertebral) y supervisada por un entrenador o monitor, ya que cuando no se es profesional en la materia, es bastante complicado autocorregirse uno mismo.

Es aconsejable comenzar a tratar cualquier problema relacionado con la columna, como por ejemplo la lordosis, cifosis o escoliosis, (ésta última suele estar relacionada con las dos primeras), por lo que cuando antes se comience el tratamiento (o entrenamiento), más fácil será corregir la postura, ya que con el paso de los años, las curvaturas de la columna se van “estructurando” y cada vez resulta más difícil su corrección.

¿Os preguntaréis? ¿Pero esto funciona? Sí, funciona. No quiero parecer pesadita, pero si los ejercicios se realizan bien y bajo la supervisión de alguien que nos vaya marcando las pautas sobre como debemos realizar los movimientos, notaréis la mejoría en algunas semanas, meses y hasta años. No creáis que el ejercicio físico en sí hace milagros. No. Es la perseverancia, la buena ejecución de los ejercicios, el tiempo y el esfuerzo, es lo que hace posible que nuestra postura y espalda mejore!!

espalda2¿Y vosotros? ¿Tenéis problemas de espalda? ¿Hiperlordosis? ¿Dolores en la zona lumbar? ¿Practicáis el Método Pilates? ¿O algún otro tipo de gimnasia correctiva o postural? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

9 comentarios sobre «Método Pilates: Hiperlordosis, hipercifosis y la salud de la espalda»

  1. Hola Gemma!
    Me ha encantado este post, quizas porque me siento totalmente identificada con cada una de las lineas que has escrito. Padezco escoliosis desde hace muchos años (tengo 37 y me lo detectaron a los 18 mas o menos….). Hace 7 años comencé a practicar Pilates en suelo, en un grupo de 5-6 personas y me vino estupendamente, mis dolores empezaron a ser mucho mas débiles y con el paso de los meses llegó a desaparecer. Estuve durante casi 3 años haciendo Pilates dos veces por semana, 50 minutos por sesión. Después por motivos laborales no me cuadraban horarios y tuve que dejarlo…pasados unos meses mis dolores (no terribles…pero dolores y molestias al fin y al cabo) regresaron, hice natación pero no conseguí nada. Ahora y desde hace casi 1 año he vuelto a Pilates (esta vez con maquina) en grupos de 4 personas máximo y a las pocas semanas de comenzar ya empecé a notar que mis dolores eran mas ténues llegando a desaparecer. Por eso y desde aqui animo a todas aquellos personas que no creen en ello que lo prueben, en poco tiempo verán los resultados, pero al igual que tu, quiero hacer hincapié en lo importante que es que los grupos sean reducidos para que el monitor pueda corregir los movimientos erróneos. Una ultima cosilla, tu Gemma que Pilates aconsejas mejor, el de suelo o maquinas?
    UN cordial saludo.
    Noelia

    1. Hola Noelia. Muchísimas gracias por compartir tu experiencia. Estoy segura que puede servir de base y de apoyo para otras personas que tengan algún problema similar. Las desviaciones de columna se dan mucho más frecuentemente de lo que solemos pensar. Yo misma me enteré con 40 años de que tenía escoliosis. Imagínate. Al haber hecho siempre ejercicio, mi columna está flexible y fuerte, pero si «me dejo ir» la curvatura se nota con alegría… Pilates con instructor en grupos reducidos es una opción fantástica para fortalecerla y evitar los dolores que se van dando más frecuentemente con la edad. Es igual de efectivo el Pilates Matt (en el suelo) como el que se realiza con máquinas. Aunque puestos a elegir siempre recomiendo las máquinas.¿Por qué? Ayudan a ejecutar los ejercicios con mayor precisión, adaptando las cadenas musculares al ejercicio que se va a realizar, y ayudando a estirar la espalda y musculos. Y como suelen hacerse en grupos súper reducidos, el beneficio es mayor. Solo hay un pero, su alto precio por sesión y que no siempre están disponibles en todos los gimnasios. Además deben realizarse siempre con un entrenador que supervise la ejecución de los mismos. Uff.. que parrafada te he soltado!! Besos muy fuertes

      Gemma

  2. Hola Gemma,

    Antes de nada, enhorabuena por tu blog. Me resulta correctisimo tanto en la forma como en el contenido.

    Me gustaría comentarte:
    Hace unos días asistí al fisio por primera vez en mi vida (en mis 30 años) y me confirmó algo que llevaba bastante tiempo sospechando. Parece que tengo la columna bastante arqueada, «joroba» en la zona superior y «hundida» en la zona lumbar.
    Mi sorpresa fue cuando me comento la fisioterapeuta que se podia corregir. Vamos que se podia enderezar la columna e incluso ganar unos centimetros de altura (que por cierto, no me vendrían nada mal 🙂 ). Me recomendó pilates. Siempre había pensado que esto no era posible, que la forma de la columna era algo irreversible.
    ¿Qué opinión tienes al respecto? ¿estás de acuerdo?

    Muchas gracias de antemano y un saludo!

    1. Hola Alberto. Muchas gracias por tu comentario. Me encanta saber que te gusta mi blog 🙂 En cuanto a tu pregunta, tu fisioterapeuta tiene parte de razón.

      Mediante el ejercicio físico (pero !ojo! bien realizado y como supervisado por un buen profesional) y si se sigue con perseverancia y constancia, efectivamente se puede corregir la curvatura de la espalda, además de fortalecer la musculatura implicada. Puedo dar fe de ello. 🙂 Pero también debo advertirte que esta recuperación no sucede en dos o tres meses. A veces puede tardar años. Ya te digo que la constancia es la base para que todo proceso sea un éxito.

      El método Pilates puede irte fenomenal, pero un detalle importante, los ejercicios deben realizarse bien. Es decir, evita clases multitudinarias en donde el monitor no pueda corregirte la postura de la espalda a la hora de realizar los ejercicios. Esos pequeños detalles pueden marcar la diferencia.

      Besos

    1. Hola Virginia. Sí. Ambos son buenas opciones para ayudar a personas con osteoporosis, aunque quizá te recomendaría Pilates Matt y bajo la supervisión de un profesional. Ve con cuidado ya que una postura o ejercicio mal realizado, no te ayudará en nada. Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.