La fenitelamina, el amor, el estrés y la salud

actualidad belleza bienestar consejos emociones salud Todos los posts vida sana

¿Cuántos de vosotros o vosotras estáis enamorados? ¿Sentís “mariposas en el estómago” cuando veis a esa persona que tanto os gusta? ¿pero? ¿Sois correspondidos? … Esa es la parte a veces negativa del estado de enamoramiento: que la otra persona no tenga los mismos sentimientos de amor hacia ti.

No. No voy a centrarme en el desamor y el amor no correspondido. Si os apetece, eso lo podemos dejar para otro post. En este post quiero hablar del amor.

Cuando nos enamoramos pasamos a un estado que nos hace sentir mejor en todos los aspectos, tanto físico como psicológico. El estado de enamoramiento es beneficioso para la salud, nos ayuda a frenar el envejecimiento, mejora el ánimo, disminuye el estrés y previene enfermedades, entre otras ventajas.

El enamoramiento está producido por la feniletilamina, un compuesto orgánico de la familia de las anfetaminas que es la responsable de los cambios físicos que experimentamos cuando nos enamoramos, ruborizarse o sentir ‘mariposas en el estómago’. Este compuesto se libera con actos tan simples como un cruce de miradas, un roce o un apretón de manos.

Tanto en la primera fase del enamoramiento, como en las parejas estables de larga duración, el amor tiene notables efectos para la salud. Cuando estamos enamorados no sólo nos vemos mejor, sino que nos ven mejor, por lo que nuestra autoestima crece.

Según la Dra. Anna Gil, médico especialista de USP San Jaime, “el amor hace que aumente la norepirefrina, la conocida como hormona del estrés, que afecta asimismo a la atención y el estado de ánimo”.

Su aumento nos hace estar más atentos y sensibles a la persona que amamos y nos lleva a darnos y cuidar al otro. También nos sentimos más felices, eufóricos e hiperactivos. De esta forma, el amor reduce de forma considerable el estrés y nos hace estar más vitales, además de mejorar nuestro ritmo cardiaco.

En la etapa del enamoramiento, nuestro cerebro se encarga de hacernos la vida mucha más activa e intensa: por ello, abrirse al amor (eso vale también para los que no tienen pareja!!!), puede ser un buen remedio para combatir el desánimo”.

En definitiva y sin duda, el amor (tengamos pareja o no) es una potente medicina para mejorar la salud!!!!  ¿Por qué? El amor en general nos hace sentirnos más felices, ya sea el amor a nuestros hijos, a nuestros padres, a nuestra familia, a nuestros amigos, a nuestras aficiones, a nuestra mascota, etcétera…. y como no: EL AMOR HACIA NOSOTROS MISMOS!!!!!! 

 ¿Y vosotros? ¿Qué opináis al respecto? ¿Creéis que el estado de enamoramiento (o el amor en general) mejora la salud? ¿Os queréis lo suficiente? ¿Cuáles son vuestros «amores»? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

Besos con amor desde mi blog!!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.