La Cebolla: depurativa, antibiótica y antioxidante

actualidad adelgazar alimentacion belleza Comida salud Todos los posts vida sana

¿Cuántos de vosotros evitáis comer cebolla por no tener que cortarla? ¿O por el mal aliento que deja? Seamos sinceros, la cebolla es muy sabrosa y nutritiva, pero el mal olor de boca y de manos o el lagrimeo que se produce al cortarla, puede ser un handicap a la hora de elegirla como ingrediente en nuestro menú diario.

Lavarlas en agua fría, ponerlas en el congelador, cortarlas con un cuchillo muy afilado y/o mojado en agua o limón son algunas de las técnicas populares que según algunos, funcionan. Sinceramente, a mi no me han funcionado… En función del día y de la cebolla, puedo “llorar” más, menos o hasta algunas veces nada de nada!!

A pesar de eso, insisto en incluir algo de cebolla en mi dieta habitual. ¿Por qué? Es muy versátil en la cocina y sus múltiples propiedades y delicioso sabor me tienen encandilada, como un ingrediente más en ensaladas, guisos, como guarnición o hasta en la mismísima sopa (la de cebolla con queso es exquisita!!)

La cebolla es rica en minerales (magnesio, cloro, cobalto, cobre, fósforo, yodo, níquel, potasio, silicio, cinc, azufre, bromo),  y en  menor cantidad vitaminas (C, A y algunas del grupo B) y antioxidantes (flavonoides y compuestos azufrados).

Los compuestos azufrados que forman el aceite esencial de la cebolla ejercen una acción antibiótica. Especialmente útil en infecciones respiratorias, tanto por vía interna como externa. (¿No habéis oído nunca el “truco de las abuelas” de poner media cebolla abierta en el dormitorio para evitar la tos nocturna?).

Además, la cebolla tiene propiedades diuréticas y depurativas: Favorece la eliminación y retención de líquidos. Ayuda a estimular el apetito y ayuda a regularizar las funciones digestivas, estimulando el hígado y vesícula, pero tiene un inconveniente: no es apta para todos los estómagos: las personas con problemas de acidez estomacal y estómagos delicados, deberían evitarla o tomarla con precaución (mejor hervida o cocida que cruda).

¿Y vosotros? ¿Os gusta la cebolla? ¿Lloráis al cortarla? ¿Tenéis algún truco para evitarlo? ¿La soléis incluir en vuestros platos diarios? ¿Cuáles? ¿Cómo? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

2 comentarios sobre «La Cebolla: depurativa, antibiótica y antioxidante»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.