Fitoterapia y glucomanano para evitar el hambre compulsivo por ansiedad

actualidad adelgazar alimentacion belleza bienestar Comida consejos salud Todos los posts vida sana

¿Cuando estáis nerviosos necesitáis comer para aplacar esta sensación de ansiedad? ¿Y cuando estáis tristes intentáis consolaros con el contenido de la nevera?

Existe una serie de alteraciones del apetito que pueden llevar a engordar. En algunas  personas, es una necesidad irrefrenable de comer dulces, en otras, un descontrol que les lleva a “picar” durante todo el día, o lo que se llama “atracón nocturno“, que consiste en que después de cenar se come habitualmente algo dulce, de forma compulsiva sin poder evitarlo.

En estas conductas muchas veces existe un estado de ansiedad que se tratan de aliviar comiendo.

Para solucionar el problema se puede recurrir a alguna terapia de relajación, yoga o “training autógeno”, o bien realizar alguna actividad física, comenzar un nuevo hobbie o participar en algún tipo de actividad culturales o físicas fuera de casa; ¿Por qué? Para “despistar” el pensamiento, ya que muchas veces se come por aburrimiento o soledad.

Algunos aliados aconsejados para evitar caer en la tentación de comer por ansiedad son:

Las infusiones de manzanilla, pasiflora, valeriana o tila: Tomar como mínimo 1 taza por la noche o durante el día. En fitoterapia, estas plantas han mostrado beneficios para reducir síntomas de la ansiedad, ayudando a manejar el estrés, pudiendo reducir las ganas de comer compulsivamente.

Glucomanano.  Es una fibra dietética derivada de la harina de la raíz del knoja  (una planta oriental muy conocida en China y Japón).

Tomada con abundante agua, actúa dentro del estómago, pudiendo  llegar a absorber hasta 100 veces más que su peso en seco, hinchándose en el estómago, provocando una gran sensación de saciedad, evitando así la ingesta excesiva de alimentos, y por consecuencia, la reducción de las calorías consumidas.

Por otra parte, el glucomanano  es usado en la medicina natural, como ayuda en las dietas de adelgazamiento y para regular el estreñimiento.

También se sabe que las fibras del glucomanano arrastran el colesterol y triglicéridos del organismo. El glucomanano cuando se pone en contacto con el agua aumenta su volumen, esta fibra envuelve el colesterol y triglicéridos sobrantes, ayudando a su eliminación del organismo.

Como ultima anotación, deciros que el glucomanano tiene algunas contraindicaciones y efectos secundarios: las personas que padecen de enfermedades del estómago o intestinales NO pueden consumirlo y sus componentes son capaces de generar flatulencia, dolores abdominales y disminuir la absorción de algunos medicamentos, por lo que antes de tomar glucomanano es conveniente consultar con un profesional de la salud.

¿Y vosotros? ¿Cuál es vuestra opinión al respecto? ¿Tenéis algún truco para evitar estos “picoteos incontrolados”?

Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

 

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

3 comentarios sobre «Fitoterapia y glucomanano para evitar el hambre compulsivo por ansiedad»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.