Elegir una base de maquillaje a tono con nuestra piel #LIVETHEDREAM

actualidad belleza Comida cosmeticos moda Todos los posts vida sana

Con la llegada del invierno, usar una base de maquillaje para “vestir”, unificar el color y lucir una piel perfectamente lisa y uniforme se ha convertido en una máxima en los rituales de belleza de muchas mujeres (y aunque no lo confiesen públicamente, también de algunos hombres). ¿Pero? ¿Cómo elegir el color a tono con nuestra piel? ¿Textura? ¿Cómo debemos aplicarlo?

satine2

Hay tantas y tantas marcas en el mercado, y tantos y tantos productos, (a cuál más bueno), que realmente es complicado elegir a veces. Quizá por afinidad a la marca, o bien por relación calidad-precio, o simplemente por probar algo nuevo y con buenas referencias.

En este post, os hablaré de Dream Satiné, una de las base de maquillaje de Maybelline NY, que este año ha mejorado su fórmula, ahora enriquecida con Ácido Hialurónico, permite conseguir una piel suave e hidratada, alisando los poros para conseguir un acabado satinado perfecto, sumando un total de 9, los tonos entre los que elegir.

Pero antes de seguir, mejor ver su nuevo video promocional:

Otra de sus novedades reside en el nuevo dosificador, pensado para facilitar su uso y depositar la cantidad justa de producto, cuya exclusiva textura se funde perfectamente y transforma la piel aportando una cobertura perfecta y un acabado satinado, evitando el efecto máscara (que tan horroroso queda).

satin1

¿Pero? ¿Cómo saber qué color debemos elegir? Lo primero que tenéis que hacer es evaluar vuestro tono natural de piel:

  • Si vuestro tono de piel es rojizo o rosado necesitáis una base beige.
  • Si vuestra piel es bronceada os conviene un tono dorado.
  • Si vuestra piel es amarillenta o verdosa, mejor elegir sub-tonos rosas para darle a vuestra piel un efecto saludable, o dorados si queréis conseguir un efecto bronceado.

satine3

¿Dónde probar la base de maquillaje?

No probéis la base en vuestra mano (error que todas cometemos) ya que esta piel es muy diferente a la del rostro. Tampoco la probéis en las mejillas, ya que tienen una mayor circulación sanguínea y enrojecen fácilmente.

Es mejor probar  la base de maquillaje en la línea de la mandíbula, para ver el sub-tono y comprobaréis que en esta zona es fácil adivinar si la base tiende a rosado, beige o dorado.

Tanto si queréis mantener vuestro tono exacto, como modificarlo ligeramente, la base elegida tiene que fundirse con la línea de la mandíbula sin que se note un cambio muy marcado con el cuello; de ese modo evitaréis tener que maquillarlo y manchar la ropa.

¿Y vosotras? ¿Cómo soléis elegir el color de vuestra base de maquillaje? ¿Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.