Dormir. Eso que parece tan fácil, pero que a veces nos cuesta tanto. Ya sea por falta de ganas a pesar de tener sueño (!ay! los niños y la hora de ir a dormir…. A veces puede ser un drama) o bien por falta de tiempo (como por ejemplo el efecto “series tan de moda” que tienen enganchados a muchos y muchas).. o bien por las ganas de charla y fiesta que se alargan hasta el día siguiente…. ¿Y qué me decís de los excesos de cafeína que producen un efecto “ojos de búho”  totalmente indeseados?

Sea como sea, dormir es necesario. Pero dormir bien, tanto en calidad como en cantidad de tiempo. ¿Sabíais que las personas que duermen menos de seis horas cada noche son más propensas a fallecer de muerte prematura o accidente que aquellos que descansan?

No quiero ser agorera, pero queda claro que dormir adecuadamente nos da una gran ventaja en la vida, pero a pesar de ello, muchas personas todavía no son conscientes aún del formidable cambio que supone tratar al sueño como se merece.

No hacerlo, nos hace vivir en un estado de cansancio permanente y produce enfermedades desde el primer momento. ¿No os parece un factor suficientemente importante como para tomarse el “sueños en serio”? 

Desde mi blog me uno a la campaña que Artiem ha iniciado para concienciar a la sociedad en su particular SLEEPING REVOLUTION, describiendo, a continuación, los principales atributos de dormir bien para la salud. En total son diez. Veámoslos uno a uno:

  1. El sueño elimina los deshechos:  al dormir limpiamos el cerebro y liquidamos los subproductos de la actividad neuronal que se acumulan durante la vigilia, además de eliminar residuos como la proteína beta-amiloide responsable de la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos neurológicos.
  2. La cama es nuestro sanatorio: el sueño es el espacio de reparación y restauración de todo lo que hemos gastado al mismo tiempo que es el momento de memorización de lo aprendido. Por eso, los niños necesitan dormir más, porque se mueven y aprenden mucho. Ya lo dice el refrán: lección dormida, lección aprendida.
  3. Dormir embellece y te hace atractivo: según un estudio publicado en la revista British Medical Journal, las personas que duermen bien durante la noche resultan más atractivas que las personas que no han descansado. No sólo porque tus ojos lucen descongestionados, limpios y brillantes, sino por la seguridad y buen talante que aporta.
  4. Dormir resuelve problemas graves: si tienes un problema difícil de resolver, “consultar la solución con la almohada” y lograr una buena noche de sueño te ayudará a llegar a la respuesta. La razón de esto es que el sueño nos ayuda a acceder a la información enterrada profundamente en la mente subconsciente, por lo que el cerebro es capaz de acceder a más datos en un intento de resolver el problema de lo que hubiera sido de otra manera si estuviéramos despiertos.
  5. El sueño adelgaza: El sueño te hace tener menos hambre y te ayuda a quemar más calorías. Las personas que duermen poco pesan más que los que duermen más de siete horas por noche, y también tienen un mayor riesgo de tener sobrepeso porque la falta de sueño produce grelina, la hormona del hambre.
  6. El sueño aumenta el rendimiento deportivo: El sueño ayuda a un mejor desempeño en el deporte y las horas de sueño por noche están “significativamente asociadas” con un menor riesgo de lesiones.
  7. Y el sexual. La privación del sueño puede afectar a que las personas perciban su propio atractivo y el deseo sexual. Para vivir una sexualidad plena, es necesario dormir.
  8. Dormir es nuestro salvavidas: dormir poco o mal deja a nuestro cerebro “fuera de juego” y aunque parecemos estar despiertos, una parte del cerebro está dormida. Esto afecta a nuestro juicio, a la capacidad de tomar decisiones y produce estrés e impaciencia, lo que puede acarrear graves consecuencias mientras conduces, por ejemplo. Algunos de los más devastadores desastres como Chernóbil, Exxon Valdez (el derrame de petróleo), y la explosión del transbordador espacial Challenger, se produjeron, en gran medida, por la falta de sueño.
  9. Dormir ahorra miles de millones a la economía mundial: el insomnio hace que la gente tenga dos veces más accidentes, pero ¿y la productividad? el cansancio reduce la productividad y la eficiencia a unos niveles desoladores. El sueño nos hace más productivos y nos ayuda a realizar mejor nuestro trabajo.
  10. El sueño nos da vida: una buena cantidad de sueño cada noche nos ayuda a vivir más tiempo. Lejos de ser una pérdida de tiempo, el sueño en realidad nos da más tiempo para vivir.
Share