¿Cuál es vuestro nivel de estrés? Cómo gestionarlo

actualidad alimentacion belleza bienestar Comida salud Todos los posts vida sana yoga

¿Tics nerviosos, Dolores de cabeza, náuseas, cambios de ánimo?  Atención, quizá podéis estar sufriendo estrés sin daros cuenta. Es normal que en la época en que vivimos estemos estresados: la tecnología, el trabajo, la casa, la pareja, las prisas… todo puntúa para acabar con nuestra paz, sin embargo el estrés puede acortar nuestra vida y dañar nuestra salud mental y física.

estres1

Artiem Hotels, expertos en cultura slow, y un referente del movimiento Healthy nos describen las 3 fases típicas del estrés, invitándonos a descubrir si estamos en alguna de esas fases, para así darnos cuenta a tiempo y actuar de inmediato.

estres2

Como todo en la vida el primer paso es reconocerlo, pero para ello, debemos darnos cuenta de los síntomas y determinar cuál es nuestro nivel de estrés. Mientras más bajo sea, obviamente, será más fácil para nosotros controlarlo. Las tres fases son las siguientes:

Nivel 1: Fase de alarma

Los primeros síntomas en aparecer pueden ser: insomnio, cansancio, boca reseca, aumento o pérdida de peso, dolores de cabeza y cuello, respiración entrecortada y acelerada, aumento del ritmo cardíaco, aumento de la presión arterial, sensación de tener un nudo en la garganta o en el estómago, ansiedad y angustia.

Si tenéis 2 ó más de estos síntomas seguramente debéis estar en la fase 1 de estrés. Esta etapa suele aparecer cuando no conseguís adaptaros a situaciones tensas, ya sea porque son recurrentes o duran demasiado tiempo.

Nivel 2: Fase de Resistencia

En la segunda fase se da el proceso de adaptación al estrés. Cuando el estrés persiste, afecta al sentido de la pertenencia y la capacidad para aprender se ve gravemente afectada con todo lo que eso implica iniciando un proceso de resistencia a dicho estado. A lo largo de esta etapa, las personas afectadas adoptan conductas diferentes: algunos se preparan para afrontar el estrés, otros siguen viviendo sin preocuparse por solucionar su estado o tratando de evitar situaciones que puedan activarlo. Aquí debéis preguntaros si: ¿Sentís apatía, tedio, vuestra memoria está empeorando o bien os sentís en cierto modo deprimidos?

Nivel 3: Fase de agotamiento

La última fase es cuando se presenta ya un constante y severo nivel de estrés, invadiendo parte de vuestra salud y organismo y es como si vuestra capacidad de respuesta se agotara. El estado de estrés es tan intenso que la persona afectada ya no puede afrontar las situaciones, resultando con problemas de corazón, incapacidad para conciliar el sueño sin pastillas, enfermedades cognitivas, poca resistencia a infecciones, hipertensión, fatiga crónica, osteoporosis y depresión entre otras.

!Pero: Ojo!: vivir en estrés no es normal y no deberíais permitir que forme parte de vuestra vida.

Sea cual sea la fase en la que os encontréis, deshaceos del estrés y vivid una vida más plena.

Respirad, meditad y haced ejercicio a diario, caiga quien caiga.

La regla número uno es: no te preocupes por las cosas pequeñas.

La regla número dos es: todo son cosas pequeñas.

¿Y vosotros? ¿Cómo lleváis el tema del estrés? ¿Qué os parecen estos pequeños consejos para hacerle frente? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

Besos desde mi blog!!!!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.