El síndrome del intestino irritable, (o SII), conocido también como colon irritable se la llegado a convertir en un dolencia que afecta al 20% de la población española, (según la Sociedad Española de Patología Digestiva).

Esta patología se ha convertido en la principal enfermedad funcional del aparato digestivo, llegando a afectar a 2 de cada 10 personas, y entre sus síntomas más comunes suelen llevar al  dolor abdominal, cólicos y cambios en las deposiciones (diarrea y/o estreñimiento).

Seguir una alimentación saludable es el primer paso para mantener el bienestar digestivo. Algunos consejos que quizá os ayudarán a ello son:

1.-Mantener un horario regular para las comidas. Es recomendable comer cinco veces al día, tres comidas principales y dos suplementos a media mañana y media tarde, así evitaremos comidas copiosas y pesadas, de difícil digestión.

2.- Tomar diariamente agua o líquidos (2 litros diarios) como infusiones no estimulantes (sin cafeína ni teína) y caldos suaves (no grasos).

3.- Hortalizas frescas, frutas (a poder ser con piel), y cereales integrales deben estar siempre presentes en nuestra dieta diaria, ya que tienen un gran contenido en fibra y nutrientes beneficiosos para la salud intestinal.

4.- Legumbres y frutos secos, también ricos en fibras, y nutrientes esenciales, deben tomarse una o dos veces por semana. (Os aconsejo visitar consultar la Pirámide del Bienestar digestivo (PDB) incluido en la página web de la Fundación Española del Aparato Digestivo).

5.- Tan importante es la selección de alimentos como el modo de cocinarlos. cocciones suaves, como: vapor, horno, papillote, son las mejores opciones para mantener las propiedades nutricionales de los alimentos y facilitar las digestiones.

6.- El aliño también es importante. Se deben evitar las grasas, salsas y picantes. Es aconsejable aliñar los platos con aceite de oliva (virgen extra).

7.- Tomar a diario aquellas leches fermentadas con Bífidus que han demostrado que ayudan a regular el tránsito intestinal y a reducir la sensación de hinchazón.

8.- Se debe moderar el consumo de alimentos flatulentos como coles de Bruselas, habas, alubias, repollo, apio, cebolla, brócoli, alcachofa, alimentos con sorbitol como los chicles, etc.

9.- Limitar los azúcares refinados (dulces, pasteles, etc.), alimentos grasos como mantequilla o embutidos, y los alimentos picantes y fritos.

10.- Limitar en lo posible las bebidas refrescantes con gas, sean o no azucaradas.

11.- Limitar las bebidas alcoholicas en general.

12.- Eliminar las sustancias irritantes como el café,  tabaco, etc.

13.- Practicar actividad física diariamente ya que, entre otros beneficios, también es fundamental para mantener un peso saludable, para mejorar las digestiones pesadas y para regular el tiempo de transito intestinal.

14.- Además practicar actividad física es una de las mejores formas de relajación, una vía de escape para situaciones de estrés, que en muchos ocasiones puede ser causa de incomodidades digestivas.

15.- Procurad ir al baño siempre a la misma hora, sin prisas, y en un ambiente relajado con tranquilidad e intimidad.

16.- Evitad el uso inadecuado de laxantes.

17.- Aunque parezca una parábola, es aconsejable no buscar continuamente en internet ni la información, ni la solución a la enfermedad del Síndrome de Intestino o Colon Irritable (SII), ya que bastantes de los datos que aparecen en la red inexacta (y algunas veces, hasta falsa) y puede ser contraproducente.

18.- No debéis automedicaros. Es conveniente visitar regularmente al médico para que determine la medicación conveniente, si fuese el caso.

 ¿A alguno de vosotros le han diagnosticado el Síndrome del intestino irritable? ¿Conocíais esta dolencia del aparato digestivo? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

 También podéis seguirme a través de Facebook

 

Share