CÓMO DISIMULAR LAS BOLSAS EN LOS OJOS (Conoce las claves para hacerlo con maquillaje)

actualidad belleza bienestar consejos cosmeticos Deportes moda salud Todos los posts



 

Te traemos los trucos infalibles para disimular las temidas bolsas en los ojos de la mano de Workshop Experience, escuela de maquillaje y caracterización en Madrid (España).

Hace unos meses te dábamos algunos consejos para evitarlas en este artículo. Hoy queremos ir un paso más allá, y te recomendamos unos trucos que lograrán suavizarlas y desviar la atención a otras partes de nuestro rostro.

Como os contábamos, existen fundamentalmente dos tipos de bolsas; aquellas que se forman por la acumulación de líquidos y las que están constituidas de tejido graso. Ambas se pueden producir por malos hábitos como el tabaquismo o la falta de sueño, así como por factores genéticos, pero mientras que las primeras pueden prevenirse y eliminarse llevando a cabo ciertas rutinas saludables, únicamente podemos acabar con las bolsas de grasa pasando por el quirófano.

Es por ello que hemos decidido escribir un post en el que te contamos cómo lograr reducir visiblemente las bolsas en los ojos a través del maquillaje. Utilizando productos de buena calidad y siguiendo nuestros consejos podrás disimularlas en tan solo unos minutos. ¡Sigue leyendo!

Mantener nuestra piel limpia e hidratada siempre es fundamental, pero si las bolsas en los ojos no nos abandonan debemos cuidar todavía más este hábito. Si no lavamos nuestro rostro con un buen jabón natural, los restos de comida y maquillaje harán estragos en la piel, originando antiestéticas manchas y acné. Además, es igualmente importante evitar la sequedad que puede intensificar las bolsas. Es más que recomendable introducir la crema en el frigorífico unos minutos antes de su aplicación, ya que al contacto con el frío la piel se contrae y luce más tersa.

Seguidos los pasos anteriores, comenzamos con el maquillaje. Nuestro mejor aliado será siempre el corrector, si bien podemos aplicar antes una pre-base ligera si queremos lucir buena cara durante todo el día.

Si además de bolsas en los ojos, tenemos cierto matiz azulado o malva como consecuencia de las ojeras, una buena opción es utilizar el corrector en tono amarillo. Al ser el opuesto al azul en el círculo cromático, es capaz de anular este color. En caso contrario, emplearemos un corrector solo un tono más claro que nuestra piel en la línea de la bolsa. Posteriormente aplicaremos otro más oscuro sobre la zona más hinchada, consiguiendo de esta forma que se vea con un menor volumen.

Lo mejor es difuminar los dos tonos mediante pequeños toques con los dedos, ya que así estimularemos la circulación sanguínea en este área. Es importante que se vea natural pero manteniendo siempre cada uno en su lugar. Después utilizaremos una base en acabado mate, con cuidado de no estropear el trabajo que hemos realizado con el corrector.

Para continuar con el maquillaje, huiremos de los colores oscuros en la línea de agua inferior, ya que no queremos recabar la atención en las bolsas de los ojos. Podemos optar por tonos beige muy neutros, dejando los negros y grises para el párpado superior y las pestañas. Asimismo rellenaremos las cejas con un lápiz y con un toque de iluminador en el arco y el lagrimal, esta área será la verdadera protagonista de nuestra mirada.

¡Et voila! con unos sencillos pasos hemos solucionado el problema. ¡Toma nota, pruébalo y me contarás!

¡Besos desde mi blog!

También podéis seguirme a través de Facebook

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.