Body Combat para quemar grasa y eliminar estrés

actualidad consejos Deportes gimnasia salud Todos los posts vida sana

Hace más de doce años que practico habitualmente Body Combat, como mínimo una vez por semana (sí, además de mis carreritas, yoga y boxeo entre otras cosas). Suele ser de las actividades dirigidas en las que hay más afluencia masculina, pero poco a poco las mujeres se van imponiendo en las clases habituales. (Y me alegra poder afirmarlo, ya que no entiendo esa reticencia a los deportes de contacto. Aunque en este caso, NO LO ES.  No vayamos a crear más confusiones).

Body Combat es una actividad aeróbica (muy divertida) que emplea pre-coreografías que incluyen movimientos a base de puños y patadas, siguiendo una técnica establecida, y lógicamente, sin agredir a nadie ya que en ningún momento se realiza ningún contacto con otras personas (por eso NO SE PUEDE HABLAR DE DEPORTE DE CONTACTO).

Englobado dentro del sistema de entrenamiento de Les Mills™, Body Combat utiliza una combinación de ejercicios con artes marciales como Kick Boxing, Karate, Kung Fu, Tai-Chi, Full Contact, Twaekondo, etc, que se sincronizan con la música y generan un ambiente cargado de energía, ideal para liberar tensiones y descargar adrenalina.

Aunque quizá, y para los que no lo hayáis probado nunca, os pueda parecer que son clases de defensa personal o algo por el estilo, nada más lejos de la realidad. Una clase de Body Combat solamente pretende potenciar la capacidad aeróbica, la fuerza, la flexibilidad y la resistencia al ritmo de la música y de una campana. (En otro post ya os hablaré de boxeo, ota de mis grandes aficiones).

Brazos, hombros, espalda, piernas y abdominales son algunos de grupos musculares que se trabajan en cada uno de los tracks (o canciones) durante una sesión. (Estas últimas coreografías “machacan positivamente” piernas y hombros).

Las coreografías se mantienen durante tres meses, para así poder familiarizarse con la música, mejorar la técnica y la ejecución de los movimientos al ritmo de las canciones.

Durante una sesión de Body Combat se pueden llegar a quemar hasta 700 calorías, pero eso no es todo. Los beneficios de una sesión de Body Combat son:

Ayuda a mantener el peso y la forma física.

Mejora la resistencia muscular y la destreza física.

Ayuda a mejorar la postura corporal.

Contribuye a reducir la ansiedad y el estrés.

Es un excelente complemento para atletas, runners, ciclistas, nadadores o hasta yoguis. En definitiva, es un excelente complemento para todos aquellos que practican un determinado deporte habitualmente, para mejorar su forma física.

Los martes suele ser mi día Body Combat. ¿Y vosotros? ¿Habéis practicado alguna sesión de Body Combat? ¿Os animáis a ello? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.