Un año más, vuelta a los maratones de comida para celebrar las navidades. Comida rica en calorías, azúcar y grasas…  por no hablar de la bebida. En pocos casos sin alcohol, para que nos vamos a engañar…. Si sumamos azúcar + grasa + exceso de calorías tendremos como resultado un hígado fatigado (en el mejor de los casos). Veamos:

Calorías

El hígado es el órgano más perjudicado por los excesos cometidos en comida y bebida, sobre todo por las grasas y el alcohol, durante las Navidades.

El 73% de los españoles hace entre una y cuatro comidas o cenas con familiares o amigos durante las fiestas navideñas, según una encuesta realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) entre más de 2.000 personas. Los que más reuniones de este tipo realizan, entre cinco y seis, son los catalanes y los madrileños, en un 24 y un 22% de los casos, respectivamente.

Son fechas en las que las protagonistas son la comida y la bebida. El problema es que el acúmulo de tantos productos grasos, procesados y alcohol, pueden hacer mella en nuestro hígado al saturar su función detoxificadora, ya que tiene que trabajar más para eliminar las toxinas que entran al organismo.

Hígado fatigado

Los principales síntomas que se pueden producir como consecuencia de ello son la dispepsia o malestar abdominal, la pirosis o ardor, náuseas, vómitos, jaquecas o cefaleas, así como alteraciones del tránsito intestinal, como diarreas. De hecho, según la encuesta de INFITO, el 37% de los españoles sufre algún trastorno digestivo como consecuencia de los excesos de las Navidades, cometidos por el 80% de los encuestados en bebida y en comida. 

Una ayuda propuesta por los expertos de INFITO y la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), es la toma de preparados farmacéuticos de plantas medicinales de cardo mariano para proteger el hígado. El cardo mariano, gracias a su contenido en silimarina, su principal principio activo, es un gran hepatoprotector, con lo que controla los daños que puedan causar los excesos en el hígado.

El 9% de los encuestados por INFITO toma preparados farmacéuticos de cardo mariano para compensar los excesos. La toxicidad producida por el alcohol se puede prevenir con esta planta medicinal. Así lo afirma Teresa Ortega, profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid y vicepresidenta de INFITO.

Grasas y calorías en Navidad

Además, el cardo mariano puede ayudar a prevenir y a regenerar el daño causado por las sustancias tóxicas consumidas durante las Navidades por lo que se aconseja empezar a tomar con antelación a las fiestas navideñas.

Las sociedades científicas especializadas en fitoterapia (ESCOP, Comission E) y la OMS recomiendan su uso para prevenir y tratar el daño hepático provocado por tóxicos como el alcohol, algunos medicamentos o diferentes toxinas. También lo recomiendan como coadyuvante en pacientes con hepatitis aguda o crónica y en general para el alivio de la dispepsia (malestar abdominal) y los trastornos digestivos funcionales de origen biliar.

En el caso del cardo mariano, no se recomienda la infusión porque sus principios activos son muy poco solubles en agua, por lo que es mejor utilizar cápsulas o comprimidos para tener la eficacia que buscamos. Si además la planta medicinal se somete a criomolienda, que es una forma de pulverizarla en frío para evitar la alteración de los principios activos por el calor, se asegura su composición optima consiguiendo una mayor eficacia del preparado debida a la actividad sinérgica de todos sus principios activos..

¿Y vosotros? ¿Soléis abusar de la comida en Navidad? ¿Tomáis precauciones? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

También podéis seguirme a través de Facebook

 

Share