Ultrashape V3 y dieta: mayor eficacia para mantener el peso perdido

Sin categoría

Ultrashape V3, combinado con la intervención dietética, hace que el resultado para mantener el peso perdido sea más eficaz y duradero. ¿Habíais oído hablar de este tratamiento en cabina?

delgada23La grasa corporal es totalmente necesaria para nuestro organismo pero el exceso se asocia a un estado inflamatorio general, producido por sustancias que libera la propia grasa y que favorecen la recuperación del peso perdido.

Con  Ultrashape V3 podemos controlar el componente inflamatorio de la grasa. Su energía transmite los ultrasonidos permitiendo que se produzca la destrucción de la grasa de forma selectiva, al instante y de forma definitiva, permaneciendo intacta la función beneficiosa del tejido graso. Este aparato funciona mediante la emisión de ondas acústicas de energía ultrasónica que convergen en un foco dirigido sólo a las células grasas y a una profundidad controlada que se determina según las características de cada paciente.

liquido 1Actualmente se considera la grasa como un tejido con mucha actividad metabólica y como un órgano endocrino fundamental para el bienestar, capaz de regular el resto del cuerpo mediante la síntesis y la liberación de sustancias activas (leptina, adiponectina, citoquinas…) que actúan localmente y a distancia. Ejercen su acción biológica sobre distintos sistemas y regulan diversos procesos metabólicos, esencialmente en el hígado y musculo esquelético

El tejido adiposo tiene un sistema propio de control que le permite suministrar energía allí donde es necesaria, participa indirectamente en la coagulación sanguínea y contribuye a modular el estado de vasoconstricción. Regula la presión arterial, interviene en la respuesta inflamatoria, en el metabolismo de los lípidos y de la glucosa. También mantiene una conexión con el cerebro para informarle de la magnitud del tejido adiposo y contribuir, así, en la regulación del apetito y la saciedad. Contribuye, también, a la formación de hormonas, como andrógenos y estrógenos.

Si a ello le añadimos una dieta complementaria para apoyar el tratamiento, los resultados sin duda serán mucho mejores. Ahora es la época ideal (el verano) para  el consumo de verduras y hortalizas frescas como lechuga, espárragos, ajos frescos, setas, etc. Y de frutas como cerezas, ciruelas, fresas, albaricoques, melocotón, etc.

verde2Incorporar a nuestra dieta diaria los alimentos de temporada más adecuados a cada época del año es la mejor forma de garantizar que nuestro organismo reciba regularmente los saludables componentes que aportan unos productos que, justo en esos momentos, se encuentran en sus mejores condiciones de frescura, además de contribuir al mantenimiento de una agricultura sostenible y a la protección del medio ambiente.

Alguno de los alimentos recomendados de temporada pueden ser:

Verduras y hortalizas:

  • Acelgas: lo más frescas posibles, crudas o salteadas en aceite de oliva virgen extra, ricas en potasio
  • Alcachofas
  • Apio
  • Calabaza
  • Espárragos trigueros: fritos en aceite de oliva virgen extra o a la brasa, ricos en vitamina C, provitamina A, potasio y folatos.
  • Cebollas
  • Endivias
  • Cebolletas
  • Apio
  • Coles de Bruselas
  • Espinacas
  • Guisantes: se pueden comprar frescos, dentro de una vaina y desgranarlos. Salteados con aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta, son saludables y exquisitos
  • Habas
  • Pimientos verdes: ricos en vitamina C, crudos o asados
  • Puerros
  • Lechugas
  • Tomates
  • Zanahorias

Frutas

  • Fresones/fresas : muy ricos en vitamina C, 200 gr ya nos aportan algo más que la cantidad diaria recomendada de esta vitamina
  • Peras de todo tipo
  • Limones
  • Pomelo
  • Manzanas
  • Ciruelas Claudia: dulces y ricas en fibra, no tan calóricas como se piensa.

Pescados y mariscos

  • Rape
  • Merluza
  • Trucha
  • Atún
  • Centollo: ricos en cinc y yodo, como la mayoría del marisco.
  • Caballa: pescado azul, rico en ácidos grasos Omega 3, cuanto menor sea su tamaño, mejor
  • Ostras: muy ricas en cinc y hierro, nutrientes fundamentales para una buena nutrición cerebral.

Como siempre digo, lo mejor es no obsesionarse con la dieta ni con los tratamientos a seguir para perder peso, combatir la celulitis o intentar modelar la figura a nuestro gusto (eso es lo más difícil de todo). Combinar ejercicio físico moderado (o más intenso según las posibilidades), junto a un estilo de vida saludable en cuanto a alimentación (intentando elegir los productos arriba indicados), evitando grasa saturada y azúcares simples…. y combinando todo con algún tratamiento en cabina o nutricosmético, o fitoterapia para ayudar a facilitar la perdida de peso o llegar al objetivo deseado.

¿Y vosotros? ¿Habéis sido indulgentes estas vacaciones? ¿Habéis ganado peso? ¿O por el contrario lo habéis perdido? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.