Piña y su bromelaína: nutritiva, antiinflamatoria y diurética

adelgazar alimentacion Comida Sin categoría Todos los posts vida sana

La piña es una deliciosa, jugosa, aromática y apetecible fruta, muy apreciada tanto por adultos como niños. Como se cultiva en diferentes partes del mundo, es posible encontrar esta fruta tropical en el mercado a lo largo de todo el año (y normalmente a un precio accesible).

piña1

Es muy rica en agua y baja en calorías, por lo que está indicada para personas con problemas de exceso de peso o que estén sometidas a algún régimen de adelgazamiento.

Contiene alrededor de un 11% de hidratos de carbono, apenas contiene grasa, ni proteínas, y es rica en vitaminas, principalmente en vitamina C, vitamina B1, B6 y ácido fólico.  En cuanto a minerales, contiene potasio, magnesio, cobre y manganeso, en cantidades nada despreciables, por lo que se considera una fruta muy nutritiva y saludable.

Entre sus componentes no nutritivos, contiene bromelaína, una enzima similar a las enzimas digestivas que ayuda a digerir las proteínas. Pero eso no es todo:

La bromelina, (de naturaleza proteica como el resto de las enzimas), realiza su acción en el estómago y en el intestino, facilitando la digestión de las proteínas. Esta enzima rompe la molécula de proteína para dar otras más pequeñas y libera aminoácidos que son absorbidos por el organismo.

Además de esta acción proteolítica, a la bromelaína se le atribuyen muchas más propiedades terapéuticas (aunque no todas están demostradas científicamente):

Es útil en algunos procesos inflamatorios, gracias a su acción antiinflamatoria.

Es diurética, ayudando a evitar la retención de líquidos, de ahí su empleo en tratamientos anti celulíticos.

Ayuda a fluidificar las mucosidades que acompañan a infecciones bacterianas, bronquitis y sinusitis.

Tiene un efecto benéfico de eliminación de toxinas por medio de la orina, ayudando a quienes tienen problemas de riñón, vejiga y próstata.

Se utiliza en problemas digestivos como la hipoclorhidria o falta de jugos, que ocurre por digestión lenta, y atonía gástrica o dificultad del estómago para vaciar su contenido.

La bromelaína se encuentra en el tallo y en el jugo de la piña natural. Para beneficiarse de las propiedades benéficas de la bromelaína, es necesario tomar la piña fresca, puesto que ésta se desactiva con las altas temperaturas, por lo que es difícil que esté presente en la piña conservada o enlatada, que han sido sometidas a la acción del calor.

piña2

Las propiedades antiinflamatorias y diuréticas han hecho que la bromelaína sea prometedora en el tratamiento de los procesos inflamatorios, edemas y como suplemento en situaciones de retención de líquidos.

Por este motivo, la bromelaína es utilizada en algunos tratamientos anti celulíticos, pudiendo ser interesante para ello, ya que la celulitis se trata en sí de un proceso inflamatorio, aunque no os esperéis un resultado espectacular, puesto que el consumo de piña natural o de bromelina (en cápsulas) no hace milagros en el tratamiento de la celulitis, tal y como se anuncia en algunos productos y medios.

Por el momento, en Europa, la bromelaína se comercializa de dos formas: como aditivo para ablandar las carnes y como suplemento dietético. En este último caso es conveniente recordar que aunque sea un producto natural, no está exento de contraindicaciones y posibles efectos indeseados, por lo que debe tomarse siguiendo las indicaciones de un profesional de la salud.

¿Y vosotros? ¿Os gusta la piña? ¿Conocíais los efectos de la bromelaína? ¿Habíais oído hablar de sus propiedades anticeluliticas? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.