rostro2¿Qué es lo que más preocupa a los pacientes que acuden a la consulta de un dermatólogo? Manchas, lunares, arrugas, depilación…

Gracias al Servicio de Dermatología de Hospitales San Roque, dirigido por el Dr. Jaime Vilar, en este post puedo compartir con vosotros diez de las preguntas más frecuentemente planteadas en dermatología y sus respuestas. Veamos:

Manchas en la cara:

 Una vez finalizado el período estival aparecen las consecuencias de exponerse al sol de forma inadecuada. Las temidas manchas faciales pueden ser de 2 tipos principalmente: Manchas “hormonales” tipo melasma o cloasma, que habitualmente aparecen en pacientes jóvenes de diferentes tipos de piel, y que requieren tratamiento con protectores solares y cremas despigmentantes que asocian hidroquinona y/o diferentes hidroxiácidos, y las manchas tipo léntigo solar, que aparecen en pacientes de mediana y avanzada edad, con piel clara y que suelen deberse a la exposición solar prolongada durante grandes períodos de la vida y que habitualmente responden de forma excelente a tratamientos con láser (Q-Switch Neodimio Yag, Luz pulsada intensa…).

Caída de pelo:

 Cada vez es más frecuente la consulta de caída de pelo tanto en la población masculina como especialmente en la femenina. Dentro de los motivos principales de pérdida de pelo la causa estrella la sigue constituyendo la alopecia androgenética. En el varón estaba muy claro el tratamiento estándar, que consistía en la aplicación de minoxidil tópico y la toma de finasteride de forma indefinida. Con el aumento de consultas femeninas se han realizado estudios que ya presentan la eficacia del minoxidil y el finasteride en la mujer, pero a concentraciones mayores que en el varón. En ambos casos, el trasplante de pelo es una posibilidad siempre que reúnan los requisitos necesarios. Por otro lado diversos complejos vitamínicos y champús anticaída pueden utilizarse con tratamientos adyuvantes.

Depilación:

 La depilación es una de las técnicas mas demandadas en las consultas de dermatología. Es importante tener unos buenos protocolos de actuación, y explicar el procedimiento adecuadamente a los pacientes. Las expectativas ofertadas deben ser realistas. Nuestra experiencia con diversas plataformas de láser de depilación nos orientan a la utilización del láser de diodo, que es con el que mejores resultados hemos obtenido en los últimos años. Pacientes con pelo de color oscuro, y piel no bronceada son los ideales para obtener unos parámetros de éxito elevados. Cada vez más se incorporan pacientes varones a estas técnicas de eliminación de vello corporal.

Arrugas de expresión:

 La dermatología cosmética tiene en la toxina botulínica una de sus técnicas más desarrolladas en las ultimas décadas. Descubierta de forma accidental, durante el tratamiento de enfermedades neurológicas de la musculatura facial, actualmente se considera el tratamiento ideal para prevenir la formación de arrugas debido al exceso de movilidad de la musculatura facial, tanto del tercio superior como inferior de la cara e incluso el cuello. Su tiempo limitado de acción no supone un obstáculo para su demanda, y cada vez son mas jóvenes los pacientes que se animan a preservar su aspecto al paso de los años.

Arrugas profundas:

El paso de los años provoca alteraciones fisiológicas en nuestra estructura ósea, y músculo cutáneo facial que desemboca en la presencia de arrugas y surcos que avejentan nuestra expresión. En este caso, aunque la toxina puede utilizarse como tratamiento asociado, cobran interés las sustancias de relleno. Generalizado su uso a lo largo de todas las sociedades desarrolladas, se van perfeccionando los distintos productos de relleno para obtener las mejores prestaciones con los mínimos efectos adversos (acido hialurónico, poliláctico, hidroxiapatita cálcica…). Últimamente se están utilizando cada vez más las autotransferencias de grasa y factores de crecimiento plaquetario, ya sea como relleno o como tratamiento de mesoterapia.

Lunares:

Durante todo el año, pero especialmente en periodos periestivales, la valoración de las lesiones melánicas cobra gran importancia. Nuestra labor como dermatólogos nos obliga a descartar siempre las lesiones malignas, especialmente las de mal pronóstico, independientemente de los tratamientos cosméticos que los pacientes  deseen realizarse. Nuestra señal identitaria es la capacidad para realizar tratamientos de estética al mismo tiempo que diagnosticar las enfermedades de la piel correctamente, y aconsejar los mejores tratamientos para cada uno de nuestros pacientes.

Exfoliación y peelings faciales:

Son los peelings faciales una de las técnicas más antiguas y mejor conocidas para devolver la frescura y la luminosidad al rostro cuando este lo precisa. Dependiendo de los productos utilizados, y de las distintas concentraciones de estos podremos realizar tratamientos de manchas, cutis graso, acné, cicatrices, poros abiertos, comedones (espinillos), …La realización de un peeling correcto en la consulta asociado a un tratamiento adecuado domiciliario es uno de los procedimientos de la dermatología estética mas realizado, y que mejores resultados ofrece a corto y medio plazo.

Remodelaje corporal y facial:

La aparición de tecnología nueva que ofrece tratamiento de acúmulos de grasa localizados en distintas zonas corporales sin la utilización de la cirugía es un tratamiento cada vez más demandado entre la población. La asociación de la cavitación, con la presoterapia, además de una dieta y una tabla de actividad física mejora tanto el aspecto físico como psicológico de los enfermos, que utilizan la tecnología como un modo de desarrollar una vida más saludable. Del mismo modo, los aparatajes de radiofrecuencia mejoran el aspecto externo de la piel, utilizándolo tanto en región facial como en zonas donde el tegumento cutáneo presenta imperfecciones (piel de naranja, celulitis, estrías…)

Cicatrices:

 Es uno de los grandes caballos de batalla de la dermatología. Las cicatrices faciales pueden tener diferentes etiologías. Las más frecuentes son las cicatrices de acné. También podemos tener cicatrices yatrogenicas, queloides, hipertróficas, secundarias a accidentes (tráficos)… En general su tratamiento es complejo. Disponemos de distintas alternativas. Crioterapia, incisiones, rellenos, infiltraciones de esteroides, peeling, láseres…Debemos intentar mejorar el estado de la cara de los enfermos con los mínimos efectos adversos. Los mejores resultados se consiguen combinando varias alternativas terapéuticas.

Eliminación de tatuajes:

Las consultas de dermatología que disponen de los láseres de tecnología Q Switch son los adecuados para tratar de “borrar” los tatuajes. En líneas generales responderán mejor aquellos realizados con tinta oscura (azul, roja o negra), sin colores exóticos (amarillo, azul turquesa, verde claro…), y con una realización no demasiado profesional… Aun así cada tatuaje es un reto cuando nos planteamos su eliminación. Desde hace unos meses estamos realizando la técnica de varios pases por sesión, lo que esta mejorando y acelerando nuestros resultados.

piel1¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna otra duda que no esté incluida en esta lista? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share