Dieta Slow: Un estilo de alimentación saludable

actualidad adelgazar alimentacion bienestar Comida salud Sin categoría Todos los posts vida sana

Slow, detox, antiox, superfood, antiage, mindfulness, fastfood,  … ¿qué es todo eso?

Subliminalmente estamos aprendiendo a hablar en inglés con todos los nuevos términos que hacen referencia a salud, alimentación, anti envejecimiento, bienestar y nos rodean en medios de comunicación, productos, libros… pero ¿a qué se refieren exactamente?

En otro post quizá me entretengo a lanzar un diccionario “COOL HEALTHY” pero no, ahora no es el momento. Mi interés se centra en presentaros una nueva tendencia que cada vez va tomando más fuerza, y sin lugar a duda, se está volviendo un “MUST” (imprescindible) en el argot de la ALIMENTACION O NUTRICION SALUDABLE (healthyfood). Me estoy refiriendo a la DIETA SLOW. Pero antes, hagamos un poco de memoria:

Estamos asistiendo en los últimos años al nacimiento entre buena parte de la población de una preocupación por comer natural, por comer sano, y por preservar los valores y las pautas tradicionales en nutrición que practicaban nuestros antepasados.

De este creciente interés por lo natural surge la dieta slow, un proyecto de vida saludable que engloba las más actuales tendencias en nutrición con tres objetivos conjuntos y perfectamente diseñados: reequilibrar el exceso de peso con nutrientes naturales; mejorar la salud aportando vitalidad, corrigiendo desviaciones y ayudando a prevenir enfermedades graves; y alargar la vida en plenitud de funciones hasta los niveles, aceptados ya hoy en día, de 120 años.

El movimiento slow reclama serenidad en nuestro vertiginoso ritmo actual de vida en tantos aspectos que nos lleva a una cierta locura existencial. (Slow significa “lento o poco a poco” y su contrario sería “fast”, por ejemplo, fast food se refiere a esa comida rápida servida en grandes cadenas de hamburgueserías de a un euro casi todo).

Pero entonces, ¿Cómo alejarnos de las prisas, comida rápida, estrés y conseguir este cambio de vida? Transformando los hábitos tóxicos y de nutrición inapropiados, incorporando a la dieta los combinados vegetales ecológicos extraídos por presión en frío y enriquecidos con proteínas veganas en la cantidad necesaria, y complementando la dieta con los llamados superfoods, unos suplementos nutricionales muy beneficiosos para la salud. Pero eso no es todo:

De todo ello se habla en DIETA SLOW el nuevo libro escrito por el Dr.  Manuel Jiménez Ucero, doctor de reconocido prestigio en el ámbito de la medicina preventiva y social, y en el de la medicina antiaging. Es autor de varios libros y colaborador de los programas nutricionales de la Universitat Oberta de Catalunya. Es autor de La Dieta Flash, el método con el que han adelgazado más de treinta millones de personas en todo el mundo. O sea que su Curriculum nos vaticina que nos vamos a encontrar con un libro lleno de información, recursos, consejos y otro contenido mucho más que valioso para nuestro fin: un estilo de vida y alimentación saludable.

El libro incluye doscientas recetas adecuadas a las distintas fases de la dieta (alta reducción de peso, reducción moderada de peso y mantenimiento), que le darán un toque de color a este régimen. Además, nos introduce en el mundo de la nutricosmética, o cosmética slow, y ofrece algunas recetas para elaborarlas en casa.

La dieta slow se plantea tres directrices claras:

  1. La lucha contra la obesidad y sus consecuencias mediante la utilización de recursos naturales.

Las pautas actuales de alimentación en nuestro entorno aportan un exceso de glúcidos y grasas y en cambio crean carencias de muchos nutrientes, lo que desemboca en ese desequilibrio que es el sobrepeso.

  1. La corrección de hábitos perjudiciales y tóxicos y la adquisición de pautas de nutrición nuevas y saludables.

La reincorporación de los alimentos vegetales como columna vertebral de la nutrición proporciona elementos naturales con una repercusión directa en la salud.

  1. Dentro de estos nuevos hábitos está aprender la utilización de recursos naturales para lograr una vida mejor y más larga.

Como decía al principio, las teorías actuales para el antienvejecimiento basadas en tratamientos genómicos y enzimáticos seguramente sean aplicables en las generaciones de nuestros hijos y nietos. Hoy nos queda el recurso de mantener nuestro cuerpo lo más sano y funcional posible, en espera de alcanzar esos nuevos medios que nos vaticinan los 120 o más años de vida.

La Dieta Slow no es una dieta milagrosa. No es una dieta más. No es una simple dieta adelgazante. Es un proyecto de vida saludable que combina los conceptos de adelgazamiento, salud y longevidad y es un plan muy actual basado en componentes naturales (proteínas vegetales, zumos verdes, alimentos detox…).

Podría hablar mucho más sobre ello, pero prefiero continuar en otro post. Por el momento os invito a que le echéis una ojeada al libro  (PINCHANDO AQUI PODRÉIS LEER EL 1ER CAPITULO) y si os apetece saber más, podéis enviarme vuestras preguntas por el chat o en privado.

¿Qué os parece la Dieta Slow? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.