Para aquellos que no queráis que la báscula os haga una mala pasada durante estas fechas llenas de manjares deliciosos, suculentos y calóricos…. hoy quiero daros unos consejos que os pueden servir de ayuda para la parte más difícil después de lograr el peso ideal: CONSERVARLO!!

En enero ya dedicaré varios posts sobre dietas y adelgazamiento. Ahora mismo no es el momento ideal para empezar un régimen de adelgazamiento, con las fiestas y comilonas de Navidad justo a la vuelta de la esquina, aunque no está de más seguir estos consejos, para el día a día (para las fechas C de “celebración y comilona” ya os daré otros consejillos adicionales, pero eso será en otro post). Empecemos:

Repartid la comida diaria en cuatro o cinco raciones diarias. (Para mantener el metabolismo a raya).

Bebed agua en abundancia (por lo menos seis vasos diarios).  Si os cuesta beber agua, podéis tomar té verde o té rojo con zumo de limón, pero SIN AZUCAR, claro.

Aumentad el contenido diario de  fibra en la dieta. (Fruta, verdura, pastas y pan integral, algas, etc..).

Procurad que entre la cena y el momento de iros a la cama hayan pasado dos horas.

No olvidéis el ejercicio físico. (Andar cada día, subir escaleras a pie, ir al gimnasio dos o tres veces por semana, etc..)

Remplazad el postre con azúcar (natillas, flan, cremas, etc..) por una pieza de fruta.

Limitad el consumo de grasa al 30% de las calorías totales diarias.  Evitad los fritos  y optad por la cocina al vapor,  aceite crudo, frutos secos, pescado azul, etc…

Utilizad el yogur desnatado batido como sustituto de la crema de leche en las salsas. (De esa manera restaréis calorías y grasas en vuestros platos).

Restringid las salsas como la mayonesa y evitad mojar pan. (Sí, ya sé que a veces es difícil, en esos casos, mojad un poquito).

Preparad los pescados al vapor o en papillote con verduras, en lugar de cocerlos en aceite o margarina.

Pedid o elegid de acompañamiento verduras o patatas hervidas o al vapor en lugar de patatas fritas.

De vez en cuando, dedicad un día a comer fruta o zumos. (Ideal después de los días de comilonas).

No tiréis la toalla si recuperáis peso. Intentad corregirlo enseguida.  (O al menos intentad no continuar incrementándolo).

Comer es un placer y se debe hacer con placer!! Disfrutadlo sin complejo de culpa, ya que sino os puede crecer el deseo de transgresión y la comida convertirse en una obsesión….

¿Y vosotros? ¿Soléis coger peso durante las fiestas navideñas? ¿Estáis pensando en poneros a dieta a partir de enero? O sois de los afortunados que coméis lo que os da la gana y no ganáis ni un gramo (Eso si que es una suerte!!)

Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog o en el Foro de Hola.com

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share