Consejos para entrenar saludablemente en verano

actualidad adelgazar Deportes salud Sin categoría Todos los posts

Con el verano, las altas temperaturas, el calor, y la llegada de las vacaciones, muchos de vosotros seguro que aprovecharéis la tarde para echar una siestecita en la playa, montaña o en casa…, para más tarde ir a beber cervecita en una terraza con los amigos, o bien para ir a dar un paseo y tomarse un helado u horchata, para aguantar el apetito hasta la hora de cenar..

entrenar3

No quiero decir que cualquiera de las opciones arriba indicadas están mal o sean contraindicadas, ni mucho menos, ya que los la cerveza tomada con moderación es una rica opción de refresco en verano, igual que la horchata,  aunque quizá algo menos los helados, pero:  ¿Qué me decís del ejercicio físico? (A parte del paseíto vespertino)

El ocio y el descanso siempre están bien, pero no por ello deben dejarse de lado las buenas costumbres o rutinas diarias de entrenamiento (aunque sea suave) establecidas durante los meses anteriores. (Para qué echar a la borda el esfuerzo que se ha ido haciendo durante el invierno…)

Un paseo diario puede estar bien para los que no están acostumbrados a hacer ejercicio físico. Es más, puede ser una manera de comenzar a establecer una costumbre saludable para aficionarse al “walking”, es decir paseos con ritmo cuya base es la de mantener la buena forma física (o quizá comenzar a combinarlo con pequeñas carreritas…).

entreanr1

En cambio, los que estéis acostumbrados a hacer ejercicio más intenso durante el invierno, y por si os sirve de estímulo para no abandonar, (o quizá para empezar) a practicar regularmente algún entrenamiento físico más específico, como ejercicios cardiovasculares, tonificación de piernas, abdomen o brazos, o estiramientos (ideal para descontracturar espalda), algunos consejos para manteneros en forma este verano y/o sin salir de casa, son los siguientes:

1.- Escoged un espacio de vuestra casa  (por pequeña que sea) y asociadlo al ejercicio. Esta elección es mucho más importante de lo que uno cree. Se tiende a pensar que el salón es el lugar más indicado para hacer ejercicio ya que es, normalmente, la habitación más amplia de la casa. Sin embargo, lo ideal es escoger un espacio que se logre, con el paso del tiempo, asociar al “espacio del ejercicio”. Así, este lugar debe de estar bien despejado, ventilado, iluminado y tener una temperatura adecuada. (Eso no quita que no pueda ser el salón, ¿eh?)

2.- Planteaos unos objetivos asumibles y poneos manos a la obra. No os pongáis metas que no podáis cumplir, ya que vuestra probabilidad de abandono será mayor. Tampoco establezcáis unas rutinas solamente porque las hace vuestro amigo o compañero.

entrenamiento

Porque no todo el mundo tiene el mismo cuerpo, las mismas necesidades y los mismos objetivos, no todo el mundo debe hacer los mismos ejercicios. Podéis seguir algún programa de entrenamiento según vuestro nivel como la de Nike Training Club, en donde encontraréis tablas muy interesantes para practicar en casa o al aire libre.  Aunque si tenéis la ocasión, nada mejor que consultar con un entrenador personal para que os haga una tabla específica a vuestra condición física y posibilidades.

entrenamiento45

3.-Mentalizaos para tener una rutina diaria porque si no será difícil hacer un mínimo de ejercicio todos los días. Es mejor, por ejemplo, hacer ejercicio a primera hora de la mañana: es cuando más relajado se está, cuando menos interrupciones se pueden encontrar, cuando menos calor hace…. A medida que pasa el día surgen más impedimentos para hacer ejercicio en casa: un programa de televisión que nos apetece ver, una amiga que nos llama para tomar algo…

4.- ¡La música, una gran e importante aliada! Sí, porque la música provoca sonrisas, anima a todo el mundo y ayuda a ponerse en forma: da energía, vigor y ganas de hacer ejercicio. Por este motivo, es importante tener música de fondo, porque con ella hacer ejercicio resultará aún más entretenido.

5.- Recordad que calentar antes y después del ejercicio es fundamental. Como todo el mundo sabe, el calentamiento previene de posibles lesiones y no sólo eso sino que, además, predispone el cuerpo y la mente para hacer ejercicio; es la clave de la estimulación, como tal, es necesario dedicarle al menos cinco minutos.

No hay que olvidar una cosa: el calentamiento no debe causar fatiga o cansancio sino que debe servir para relajarse buscando alcanzar el grado de activación perfecto para ponerse manos a la obra con los ejercicios y tras ellos. (Es igual de importante estirar antes como después de cualquier entrenamiento). Los estiramientos no sólo previenen las agujetas, los tirones y los dolores sino que aumentan la relajación física y mental, y ayudan a afrontar mejor el día.

piernas

6.- Aunque en casa la temperatura sea más agradable que el calor de la calle, es muy importante mantenerse siempre hidratado. Gracias a los aires acondicionados o ventiladores, es más fácil combatir el calor en casa mientras realizamos algo de ejercicio físico. (Aunque los menos tímidos pueden realizar el entrenamiento en la playa, piscina o terraza). A pesar de eso, es fundamental tener en cuenta algunos detalles como utilizar ropa deportiva transpirable que favorezca la pérdida de calor corporal, una toalla para secar el sudor o tener siempre agua a mano. Nunca hay que esperar a tener sed para beber agua ya que la sed aparece cuando el cuerpo ya está en parte deshidratado.

7.- Hay que ser previsor y pensar qué haríamos si nos da un golpe de calor, algo muy frecuente durante el verano. Lo primero de todo es relajarse y dejar unos minutos el ejercicio que se esté haciendo, hidratarse bien con agua o bebidas isotónicas (ya hablaré de ellas en otro post) y dar sorbos pequeños, mojar un poco una toalla y humedecerse el cuerpo para bajar la temperatura corporal. Si hay alguien en casa tener ayuda será más fácil. Ni se os ocurra forzar vuestra “máquina” (el organismo). Parad y descansad, o abandonad la sesión hasta otro día.

 

Todos  no todos queremos lo mismo, y todos no necesitamos realizar los mismos ejercicios y repeticiones. Pensad en vuestros intereses, objetivos, metas y sobre todo en los resultados de éxito a medio y largo plazo!! No hay nada mejor que sentirse bien físicamente, pero sin dejar de disfrutar del verano!!! Porque el verano es sol y alegría y con un poco de ejercicio todos los días es más fácil sentirse sano, bien y en forma. ¿No pensáis lo mismo?

Para aquellos que tengan más tiempo libre y ganas de leer, os propongo un libro muy interesante que os podrá servir de guía en vuestros entrenamientos: PONERSE EN FORMA PARA DUMMIES, escrito por Juan Rallo, el entrenador personal que ha conseguido poner en forma a rostros conocidos de la televisión y el corazón.

dummies

Con Rallo aprenderéis a planificar vuestro programa de ejercicio según vuestra forma física, a elegir los ejercicios más adecuados para tonificar cada parte del cuerpo, a concentrarse y mantener la motivación para seguir con el ejercicio, y como no: a alimentarse de forma equilibrada y sana….

¿Y vosotros? ¿Tenéis establecida alguna rutina de entrenamiento en verano? ¿Cuál? ¿O también os tomáis “vacaciones” en cuánto a ejercicio? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.