Cómo afectan las grasas y el azúcar en la piel y ONE ESSENTIAL

actualidad alimentacion belleza bienestar Comida consejos cosmeticos salud Sin categoría Todos los posts vida sana

Durante la época estival es habitual consumir alimentos muy calóricos (aunque no lo parezca) y acabar comiendo mucho más de lo habitual (helados, tapas, bocadillos, picoteos, etc).  Los excesos (como el consumo de alimentos grasos, azúcar, alcohol y el poco descanso) no solo tienen consecuencias en el peso, sino también afectan de forma negativa y directa a la salud de la piel, apagándola y deshidratándola. Si a eso le añadimos los efectos negativos del sol, cloro en piscinas y demás excesos que hayamos podido tener este verano… peor que peor.

En definitiva, muchos factores unidos al poco descanso y a los excesos de comida como el consumo de alimentos ricos en grasa y azúcar y bebidas alcohólicas. Todo ello, no solo tiene consecuencias que se reflejan en la báscula, sino también en la piel.

La mala alimentación y el poco descanso pueden incidir negativamente en la salud de la dermis. A todo ello se le suman los dulces propios de esta época (helados, granizados, horchatas, bebidas azucaradas) y un mayor consumo de alcohol.

Los alimentos grasos pueden afectar negativamente a nuestra piel y alterarla, mientras que los alimentos con mucho azúcar producen picos de insulina muy altos que inflaman la piel y provocan un endurecimiento y deterioro de las fibras dérmicas. Este proceso se conoce con el nombre de glicación. Por su parte, el alcohol deshidrata la piel y hace que se muestre congestionada y más apagada.

Así mismo, trasnochar durante los días festivos no ayuda a levantarse con buena cara. Los procesos de recuperación y reparación de la piel tienen lugar mientras se duerme, sobre todo en la primera fase del sueño, y por ello es básico mantener unas mínimas horas de descanso. Todos estos agentes provocan que la piel se muestre más opaca, apagada y deshidratada.

En este post intentaré abordaros unos consejos básicos para que volváis de vacaciones y retoméis la vuelta «al nuevo curso escolar (o temporada pre-otoñal) con una piel sana, radiante y con el peso en raya. Veamos:

1.- Más allá de intentar moderarse (todo lo que sea posible) con las cantidades de comida, es importante beber abundante agua (mínimo 1,5 o 2 litros al día).

2.- Incorporar en nuestras comidas la ingesta de vegetales verdes. Un buen truco es recurrir a caldos depurativos, infusiones o tés (templados como mucho, pero no fríos) para conseguir un efecto antiinflamatorio y descongestivo. Los zumos ricos en Vitamina C también nos ayudarán a contrarrestar los efectos del alcohol y los excesos.

3.-Si se descansa poco y al levantarse los ojos están muy hinchados, con bolsas y ojeras, es recomendable aplicar unos parches descongestionantes o unas compresas de agua fría (valen bolsitas de té usadas bien frías de nevera) durante cinco o diez minutos.

4.- Es aconsejable utilizar tratamientos cosméticos de efecto detox, nutritivos, hidratantes y flash. Un gran ayuda puede ser el nuevo tratamiento de Dior que se lanza al mercado este mes de septiembre. Una maravilla para la piel, proporcionando una piel más descansada y con un aspecto más fresco. (He tenido ocasión de probar una muestra del mismo y os puedo asegurar que es una delicia para el cutis y más como el mío a los 50 años. Mi piel va a ser adicta a este nuevo tratamiento DIOR).

Pero vayamos por el principio:  ONE ESSENTIAL SERUM DIOR, se ha reformulado con ingredientes activos para nutrir la piel mediante su contenido en ácidos grasos (alga, longoza), aminoácidos (bulbo de lirio blanco), aportar tono, luz y energía a la tez mediante vitaminas (cáliz de hibisco), azúcares vegetales (haberlea) y minerales (longoza) y detoxificarla (hibisco Según sus propios estudios, en cuatro semanas la piel está más elástica, luminosa y viva.

Además de ello, ONE ESSENTIAL SKIN BOOSTING SUPER SERUM DIOR, (este es su nuevo nombre) es especialista en la detección y el reciclado de las toxinas hasta ahora identificadas en la piel, y procedentes de la contaminación tanto medioambiental como la interior producida por los COV – (Compuestos Orgánicos Volátiles) que emanan de miles de productos manufacturados: muebles, moquetas, pinturas de revestimiento, maderas tratadas, tejidos sintéticos, computadoras, etc, así como los objetos que «huelen a nuevo» emiten esos compuestos volátiles potencialmente nocivos, de tipo formaldehído, tolueno, acetaldehído, acetona o hexano.

Por otra parte, la actividad metabólica de las propias células (exceso de grasas, azúcares, estrés, etc) puede hacer que las toxinas se acumulen en lo más profundo de la piel, consiguiendo que el sistema general se bloquee. En consecuencia, la membrana de las células se altera, se producen daños en el ADN y aumenta la oxidación proteínica, con lo que el envejecimiento cutáneo se acelera, a no ser que pongamos freno a ello.  Gracias a un complejo exclusivo patentado que actúa sobre el 100 % de las toxinas identificadas en las células, One Essential Skin Boosting Super Serum acelera su eliminación diaria (proceso detox) y optimiza el proceso de revitalización natural de la piel.

El hibisco contenido en su fórmula favorece la eliminación de las toxinas mitocondriales y ayuda a potenciar la actividad de la Lon Proteasa, que los recicla para generar nuevas proteínas. Se estimulan los sistemas naturales de eliminación, reciclado y regeneración de la piel. El círculo potencialmente vicioso (acumulación, saturación, bloqueo) se transforma en un círculo virtuoso. Pero eso no es todo:

!La renovación celular se pone en funcionamiento de manera rápida e intensa dando paso a una piel radiante y bella!

Espero que estos consejos os puedan ser de utilidad para poner la piel a punto frente a las agresiones que nos van a llegar en el otoño, sobre todo los que vivimos en grandes ciudades con sus atascos, tubos de escape y otros contaminantes, por no hablar del estrés post vacacional y el cambio de estación al otoño, una época en la que la piel suele resentirse si no se trata con mimo y amor.

¿Y vosotros? ¿Habéis comenzado a notar los efectos de los excesos en vuestra piel? ¿O peso?  ¿Soléis cuidaros en estas fechas? ¿O dejáis que la naturaleza siga su curso? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

También podéis seguirme a través de facebook

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.