Colesterol bueno HDL versus el malo LDL

actualidad adelgazar alimentacion belleza Comida Deportes salud Sin categoría Todos los posts vida sana

¿Últimamente os habéis realizado algunos análisis de sangre y éstos han detectado que tenéis el colesterol alto?

colesterol4

El colesterol y los triglicéridos son sustancias grasas que circulan por la sangre. El colesterol además, es un componente fundamental de la pared que protege las células y además es la sustancia precursora para la síntesis de las hormonas sexuales.

colesterol 1El organismo es capaz de producir por si mismo todo el colesterol que necesita, aunque también lo recibe a través de la dieta.

Hay dos tipos de colesterol: el HDL, más conocido como colesterol “bueno” y el LDL o colesterol “malo”. Tener un nivel alto  de colesterol HDL (“bueno”), (pero, ¡ojo! sin llegar a ser demasiado elevado), es beneficioso para la salud ya que ayuda a regular el nivel del colesterol LDL (“malo”).

Cuando hay un exceso de colesterol LDL ( “malo”) en la sangre, una pequeña parte es eliminada por el hígado, pero el resto pasa a depositarse a lo largo del interior de las paredes de los vasos sanguíneos o arterias, asociándose de esta manera a un aumento del riesgo de desarrollar complicaciones cardiovasculares. ¿Por qué?

Cuando estos depósitos de colesterol aumentan, las arterias se endurecen o estrechan, (pudiendo dar paso a una arterioesclerosis), dañando seriamente la circulación y contribuyendo a muchos problemas en el organismo, llegando a predisponer al organismo frente a un mayor riesgo de accidente cardiovascular (angina de pecho, infarto de miocardio, hasta un ictus o derrame cerebral).

Para mantener a “raya” el colesterol LDL o “malo”, es conveniente tener en cuenta una serie de medidas dietéticas:

Evitar grasas saturadas (grasa animal, yema de huevo, derivado de la leche entera) aceite de coco, palma (presentes en la bollería industrial) y grasas hidrogenadas (comida rápida y alimentos precocinados) y sustituirlo por ácidos grasos monoinsaturados (aceite de oliva) y poliinsaturados (aceite de semillas, legumbres y pescado).

Pueden servir de apoyo la fitoterapia y productos naturales, como por ejemplo la lecitina de soja que ayuda a desplazar el colesterol de las arterias, algunas plantas coleréticas que aumentan la formación de sales biliares (como la alcachofa) y tónicas hepáticas (como el cardo mariano) que favorecen el metabolismo de las grasas, o bien el trébol rojo, usado en procesos de la menopausia, ya que contiene esteroles vegetales que compiten con el colesterol en la absorción intestinal.

Es preferible aportar los hidratos de carbono en forma de cereales integrales y limitar los azúcares simples.

Se debe aumentar el consumo de fibra, (verduras y frutas) ya que juega un papel muy importante al ayudar a la eliminación del colesterol “malo” acelerando el transito intestinal e impidiendo su absorción.

bueno1

Es conveniente realizar ejercicio físico de manera constante y moderada. (Eso siempre es aconsejable: Andar, practicar yoga, bailar, correr, nadar o ir al gimnasio. Seguro que hay algún deporte que se adapte a vuestras necesidades.)

Además, se debe evitar el alcohol, el tabaco y seguir las recomendaciones de vuestro médico. En definitiva, se debe llevar un estilo de vida saludable con una alimentación baja en grasas saturadas para ayudar mantener el colesterol a raya.

¿Y vosotros? ¿Habéis tenido problemas con el colesterol? ¿Consideráis que vuestro estilo de vida es saludable? ¿Vuestra alimentación es rica en grasas “buenas” o “malas”? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.