10 tips para mantener la figura y no engordar en verano

actualidad adelgazar alimentacion bienestar Comida consejos salud Sin categoría Todos los posts vida sana

Terracitas, tapitas, cervezas, olivitas, patatitas y así un sinfín de placeres comestibles y bebestibles nos acechan y ponen en peligro nuestra figura en verano. Picoteos con los amigos, las comidas y cenas fuera de casa, horchatas a la fresca, helado para merendar.. y suma y sigue…

tapas3

Lo único que importa es disfrutar (solo se vive una vez) pero el descontrol estival no tardará en pasarnos factura (si no lo ha hecho ya). Y los que lleváis todo el año luchando por lucir un buen cuerpo en la playa (aunque tampoco hace falta exagerar), quizá os  preguntáis si hay alguna forma de compatibilizar este jolgorio tan merecido con el mantenimiento de la línea. Clínicas Mato Ansorena, expertos en cirugía y medicina estética, nos dan 10 consejos para cuidar nuestros hábitos en vacaciones y nos recomiendan el mejor tratamiento de control para conservar la figura más allá de las tentaciones y los momentos de disfrute.

¿Queréis saber cuáles son?  Pues vamos allá:

  1. Libera tu mente.

Tu cuerpo es el que es y, por mucho que lo trabajes, la base seguirá siendo la misma. Por ello, es muy importante ser conscientes de lo que somos, lo que podemos llegar a ser y lo que nos debemos exigir. No sirve de nada hacer locuras a corto plazo, recuerda que el “efecto rebote” es mucho peor…

  1. Dieta sana.

No es simplemente por el hecho de ponerse “a plan” durante un periodo de tiempo, sino fomentar unos hábitos alimenticios saludables, ricos en fibra, fruta y verdura. Es la mejor forma para mantener tu cuerpo a raya, siempre sin perjudicar tu salud.

  1. Respetar los horarios.

Un punto importante en esta temporada, cuando nos relajamos y vivimos mucho más “el momento”. Es vital sentar unas bases para cada comida, respetándolas y evitando picar entre horas, aunque siempre sea el pecado más apetecible…

ejerciciod2

  1. Hacer ejercicio.

Sí, ejercicio:  Estás de vacaciones… Pero eso no quiere decir que tengas que vivir al libre albedrío dejándote caer en el sofá y viviendo de la vagancia. Ejercitar el cuerpo al aire libre es una de las ventajas del verano y el buen tiempo, ¿por qué no lo aprovechas? No hace falta que hagas carreras de fondo, puedes disfrutar de sencillos paseos por la orilla del mar, marchas en bici, juegos con amigos… ¡Todo cuenta!

  1. Más agua, menos alcohol.

Si, lo sabemos, el verano se hizo para disfrutar. Pero eso  no siempre quiere decir abusar. Sal y diviértete, pero controla las cantidades de alcohol y bebidas azucaradas que consumes, pues siempre hacen un flaco favor a todo lo que trabajas privándote de otras cosas. Y, ¡ojo! cuando hablamos de agua, nos referimos a agua sin azúcar, ni edulcorantes, ni otras pamplinas. AGUA MINERAL fresca y punto.

agua3

  1. No al aperitivo, ¡si a los snacks sanos en la playa!

Las patatas y frutos secos son el mayor enemigo que te encontrarás… Esta temporada es mucho mejor apostar por picoteos sanos como trozos de zanahoria, manzana, piña o sandía. Los puedes llevar siempre contigo y sacarlos cuando te pique el gusanillo.

  1. Tiempo de helados (y horchata)

A nadie le amarga un dulce… Y mucho menos si es un helado. Eso sí, dale un puntito más “healthy” a tus caprichos de verano con opciones como los polos, o las combinaciones de granizados o yogur. Son bastante más “light” y aportan muchas menos calorías a tu cuerpo. ¡Fresco y sanísimo!

fruta

  1. Evita las frituras.

Si hay playa de por medio, es muy probable que acabes en un chiringuito pidiendo pescaíto frito. Pero, ojo, que los fritos también son un enemigo a evitar, por la cantidad de grasas que llevan y lo perjudiciales que son para la salud. Puedes permitirte alguno, pero siempre con control y cautela.

  1. Cereales para desayunar, por favor.

Es la comida más importante del día y haciéndola bien, evitas caer en la tentación de picar en el resto de horas que te quedan por delante. Para ello, añadir cereales a tu rutina diaria es una opción de lo más saludable, por su gran contenido en fibra.  Con leche, yogur o zumo, ¡que no se te olviden!  Y cuidado con  los que “supuestamente” son light u en su composición tienen una cantidad importante de azúcar simple. Mejor, evitarlos

  1. Disfruta el momento.

¿El punto más importante? Posiblemente. Y es que, ante todo, lo que hay que hacer es disfrutar sin remordimientos. Aprovecha lo que tienes, puede que no se repita y, ya sabes, “una vez al año, no hace daño”.

Cuidando un poco lo que comemos a diario podemos salir airosos de las vacaciones de verano sin ganar cinco o seis kilitos. Solamente se necesita un poco de control, y elegir las opciones más saludables. Aprovechar el tiempo para pasear, probar nuevos deportes, y por qué no… ¿Hacer una cata de smothies caseros? Todo es posible…..

¿Y vosotros? ¿Soléis comer más en verano? ¿Cuidáis vuestra figura? ¿O pensáis que no es necesario?

Besos desde mi blog!

También podéis seguirme a través de Facebook

 

Share

1 comentario sobre «10 tips para mantener la figura y no engordar en verano»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.