Cinco puntos saludables sobre el vino

Comida salud vida sana

Beber una copa de vino al día forma parte de la pirámide de la dieta saludable mediterránea. ¿Os apetece saber porqué? Muchos estudios confirman que su contenido en taninos, polifenoles, poderosos antioxidantes naturales, son beneficiosos para la salud, siempre y cuando se tome con moderación. Repito. Moderación. (Y nunca debe darse a beber alcohol a menores de 18 años, pase lo que pase)

Dejando atrás las premisas pertinentes, vamos a detallar lo que algunos de los estudios destacan sobre los beneficios para la salud, del vino:

1 Ayuda a promover la Longevidad

Según un estudio finlandés de 2.468 hombres durante un período de 29 años, publicado en los Diarios de Gerontología, 2007. Los bebedores de vino tienen una tasa de mortalidad 34 por ciento menor que los bebedores de cerveza o bebidas espirituosas.

El resveratrol es el ingrediente principal del vino tinto que le da las cualidades que promueven la salud y, este componente incrementa la actividad de la proteína SIRT1 que protege el organismo frente a las enfermedades al renovar la mitocondria que envejece con los años en animales, según se publicó en la revista ‘Scince”. Las cantidades de resveratrol contenidas en una copa de vino al día son muy pequeñas, pero éstas actúan en sinergia con los demás ingredientes del vino (sobre todo tinto).

  1. Ayuda a bajar el colesterol “malo”

Volvemos a hablar del vino tinto y en este caso preciso, de las uvas tintas, que se utilizan para elaborar ciertos vinos tintos, como Rioja, las cuales pueden tener un efecto significativo sobre los niveles de colesterol, según diversos estudios.

El vino tinto tiene la ventaja de disminuir el colesterol malo o colesterol LDL, gracias al resveratrol, particularmente el vino tinto, que deriva de la propia piel de la uva, y que además de ser antioxidantes, tiene la capacidad de prevenir problemas en el corazón, pero esto no es todo. El vino tinto, por esta misma razón, actúa como coadyuvante, al inhibir la producción de placas que causa la aterosclerosis.

El colesterol circula en la sangre unido a las moléculas transportadoras llamadas lipoproteínas de baja densidad (LDL) y lipoproteínas de alta densidad (HDL). LDL, el colesterol «malo», deposita colesterol en los vasos sanguíneos, fomentando la formación de la placa en las arterias.

3 reduce el Riesgo de Ataque Cardíaco

Siguiendo con las explicaciones del punto anterior, los bebedores moderados que sufren de tensión arterial alta tienen un 30 por ciento menos de probabilidades probables tener un ataque del corazón que los que no beben una copa de vino al día. (Fuente: un estudio de 16 años de la Escuela de Salud Pública de Harvard de 11.711 hombres, publicado en Annals of Internal Medicine, 2007.)

Además de reducir el colesterol malo, los polifenoles (antioxidantes del vino tinto) pueden ayudar a mantener los vasos sanguíneos flexibles y reducir el riesgo de coágulos no deseados, tal como hemos comentado antes.

4 Reduce el Riesgo azúcar en sangre y Diabetes Tipo 2

La piel de las uvas tintas (una rica fuente de resveratrol del compuesto natural del vino tinto) puede ayudar a los diabéticos a regular su azúcar en la sangre, según una investigación reciente publicada en la revista Nutrition.

Los participantes del estudio que tomaron un suplemento de resveratrol de 250 mg una vez al día durante tres meses tuvieron niveles más bajos de glucosa en sangre que aquellos que no tomaron la suplementación. Además, los tomadores de resveratrol también tuvieron disminuciones significativas en el colesterol total y la presión arterial sistólica. Los investigadores sospechan que el resveratrol puede ayudar a estimular la secreción de insulina o activar una proteína que ayuda a regular la glucosa y la sensibilidad a la insulina.

En este caso, más que de una copa de vino, estamos hablando directamente de un suplemento nutricional (resveratrol) el cual debería ser pautado por un profesional de la salud.

5 Retarda el envejecimiento del cerebro

Tomado con moderación (una copa al día) el vino y su resveratrol también puede ser una clave para mantener la memoria ya que se ha demostrado que este compuesto (resveratrol) obstaculiza la formación de proteína beta-amiloide, un ingrediente clave en la placa que se encuentra en el cerebro de las personas con degeneración neuronal y/o Alzheimer.

Quizá ir pensando en regalar un lote de vino para Navidad no es una mala idea….. aunque todavía estamos en verano y es pronto para pensar en ello. 😊

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.