Pocas son las afortunadas que no tienen adiposidad localizada en alguna parte de su cuerpo, el resto de las mortales (me incluyo yo misma) tenemos que lidiar con esa grasita rebelde (adiposidad localizada) que permanece intacta por más dietas y ejercicios que hagamos.

Pero por fortuna, la ciencia está de nuestro lado y con el transcurso de los años nos ha brindado incontables herramientas para poder luchar con este problema estético tan molesto.

En este artículo os hablaré de algunos de los mejores tratamientos para eliminar la adiposidad localizada (cada día hay más y más), para que podáis decirle adiós a los rollitos, cartucheras y cualquier exceso de grasa que afecte vuestra silueta. Vamos a verlos uno a uno:

Láser lipolítico

Se emplea para eliminar adiposidad localizada mediante láseres diodo, sin ser invasivo como la liposucción. Estimula el mecanismo natural del cuerpo para eliminar la grasa corporal.

Se puede utilizar en abdomen, piernas, caderas, brazos, glúteos y flancos. Se requieren como mínimo 6 sesiones una o dos veces por semana.

Es importantísimo beber mucha agua antes y después de cada sesión, al igual que llevar una dieta baja en grasas y hacer ejercicio.

Ultracavitación

Mediante ultrasonidos de baja potencia el aparato genera microburbujas dentro de las células adiposas para conseguir una implosión y la posterior liberación de los ácidos grasos, que son eliminados por el sistema linfático, heces y orina.

Es importante que el tratamiento se complemente con drenaje linfático o presoterapia, también es necesario beber mucha agua, y practicar ejercicio aeróbico después de cada sesión.

La cantidad de sesiones necesarias es variable, depende del grosor del panículo adiposo que se necesite reducir. Aproximadamente de 5 a 10, con una a dos semanas de separación.

Criolipólisis

Esta técnica permite reducir la adiposidad localizada en pocas sesiones sin causar molestia alguna. Consta de la aplicación de temperaturas bajo cero al tejido para causar la apoptosis de las células grasas, las que posteriormente son eliminadas de forma progresiva por los macrófagos.

El frío congela de forma lenta los adipocitos causando que se cristalice el exterior y luego el interior de la célula. Como consecuencia, el agua y los ácidos grasos que contiene atraviesan el espacio extracelular, lo que posteriormente origina la deshidratación del adipocito y su muerte programada.

Este tratamiento puede reducir hasta 5 centímetros en solo tres sesiones, y la cantidad necesaria depende del caso en particular.

Crioelectroforesis

Es un tratamiento que se emplea fundamentalmente para eliminar la grasa localizada, ya que permite introducir sustancias lipolíticas en el organismo sin necesidad de emplear agujas. Se lo conoce comúnmente como jeringa virtual, hace uso de energía eléctrica y congelación para vehiculizar un fármaco de manera transcutánea.

Tiene una capacidad de penetración que puede llegar a una profundidad de 10 a 12 mm., por lo que casi el 100% de los activos son absorbidos por el tejido de la zona a tratar.

Ofrece los mismos resultados que una mesoterapia, pero a diferencia de ella no causa dolor, no es invasivo, no deja marcas ni hematomas, así como es completamente aséptico.

Ultrasonido de alta potencia

El ultrasonido de alta potencia se utiliza para eliminar el tejido adiposo y la celulitis de forma no invasiva e indolora.

Mediante el empleo de energía ultrasónica a las células adiposas causa la ruptura selectiva de los adipocitos, liberando así los ácidos grasos que contienen.

Este tratamiento debe complementarse con drenaje linfático manual o con presoterapia.

Ondas de choque radiales

Son ondas acústicas muy breves y de alta intensidad que generan un efecto de tracción. Son generadas por impulsos electromagnéticos superficiales y penetran hasta 3,5 cm en el tejido adiposo.

Se emplean para complementar tratamientos previos de criolipólisis, ultracavitación o lipolaser, ya que tienen la capacidad de potenciar los efectos lipolíticos de los mismos, a la vez que tensan la piel y modelan el contorno corporal.

Todos estos tratamientos son muy efectivos para  deshacerse de la odiosa adiposidad localizada, pero es de suma importancia que recurrir a centros especializados que garanticen la adecuada realización de los mismos.

También podéis consultar con esteticistas certificadas que van a domicilio, por lo general estas profesionales recurren al alquiler de aparatología estética de última generación (como por ejemplo el alquiler de Velashape)  y pueden brindaros un completo servicio en la comodidad de vuestro hogar. Pero cuidado. No todo el mundo tiene la certificación para ejecutar estos tratamientos y servicips. Pedid referencias y garantías de los mismos. A veces lo barato puede salir caro.

Besos desde mi blog!

Share