Cómo usar correctamente tu secador

actualidad belleza consejos cosmeticos Deportes salud Todos los posts vida sana

 

El secador continúa siendo hoy en día, y desde los años 20 del siglo pasado, uno de los principales artilugios de estética. Su introducción en la práctica totalidad de los hogares está muy unida a la moda que ya empezó a imperar por la época de su nacimiento, y que permitía sobre todo a las mujeres mostrar un pelo cuidado y lustroso. Los secadores de pelo son imprescindibles para el correcto peinado del cabello, pero, ¿sabemos usarlos realmente?

En la actualidad no existe una sola casa que no cuente con secador, y eso explica que su éxito se basa en lo bien que puede dejar nuestro pelo. Pero si cometemos errores muy comunes, el secador también puede dar al traste con la estética que deseamos mantener para cada jornada.

El secador se usa solo después de la ducha

Uno de los errores más típicos y populares es utilizar el secador de pelo en cualquier momento. Esto puede incurrir en que nuestro pelo, tanto si somos chicos como chicas, resulte dañado debido al calor que desprende el objeto.

Además usarlo sin haberse mojado el pelo antes, con o sin ducha, puede dar lugar a que aparezca el «frizz». Es decir, que la electricidad estática del pelo de la chica o el chico, unida a la sequedad del mismo y del calor del secador, funcionen como una corriente y el pelo se abra en todas direcciones.

Si se usa después de la ducha, la hidratación del cabello ayuda a que incurra en un menor daño por quemadura o demasiada sequedad. Pero también hay que tener en cuenta que antes hay que secarse el pelo un poco con ayuda de una toalla, pues si no el secador no podrá realizar bien su función al haber demasiado volumen de agua en el pelo.

El secador se enchufa solo en el momento en que se va a usar

Si queremos ahorrar dinero y evitar que el calor del secador esté demasiado tiempo en contacto con el pelo, lo mejor es ponerlo a funcionar solo en el momento en que salimos de la ducha y nos secamos un poco con una toalla.

Mucha gente comete el error de enchufar rápidamente el secador nada más salir de la ducha y aplicar el aire que suelta directamente al pelo. Uno de los mejores consejos es, en cambio, tomarse el tiempo justo para secarse bien con la toalla y luego ya enchufarlo. Además así no se gasta más luz de la necesaria.

Mantener el secador a una distancia prudente es clave

Mucha gente cree, erróneamente, que cuanto más cerca se sitúe el secador del pelo es mejor para el correcto secado. Pero nada más lejos de la realidad, ya que si «copiamos» a los peluqueros profesionales, los cuales se ayudan de un peine para dar volumen al cabello y acercan mucho el secador, acabaremos por estropear todo el efecto.

La distancia más aconsejable para secar el pelo es de unos 20 o 25 centímetros y a máxima potencia solo al principio. Después, cuando se llevan unos dos minutos en la tarea, es recomendable bajar el ritmo del aire y secar por zonas.

Hay que tener cuidado con la temperatura del secador

Si el secador de pelo incluye un botón para regular la temperatura a la que sale el aire, es por algo. Utilizar siempre la máxima temperatura puede terminar por dañar el cabello, el cual acabará quemado y notaremos cómo se cae cada vez más de forma progresiva.

Esto se debe a que el cabello se vuelve más débil según se seca al máximo de calor en más ocasiones. Por tanto, si no queremos gastar más dinero en productos de anti caída del cabello, lo más recomendable es ajustarnos a estos consejos.

Secar desde la raíz hasta la punta, nunca al revés

El último consejo de esta lista va dirigido a cómo realizar el secado del pelo. Para realizarlo de forma correcta, el camino que debemos seguir con la mano para secar el pelo es desde la raíz y hasta la punta, nunca al revés. De esta manera conseguimos dar la forma que queremos al cabello, siempre hacia afuera y para dar el volumen necesario.

Esta técnica consigue que la cutícula capilar se alise, por lo que el cabello tiene una imagen más sana y menos grasa. Si tras la ducha nos secamos bien el pelo con una toalla antes de proceder a utilizar el secador, también ayuda a que se vea más brillante y con un aspecto de anuncio.

Ya conocemos muchas de las técnicas para mejorar el secado del pelo y para evitar, a su vez, cometer los mismos errores de siempre. Es muy importante saber cómo utilizar este artilugio de forma correcta, con el objetivo de hacer un bien a nuestro cabello en vez de estropearlo, algo que puede ser muy sencillo si no se conocen ciertos consejos.

Zona de los archivos adjuntos
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.