¿Un verano con varices?

actualidad belleza bienestar consejos salud vida sana


 
varices 2.jpgEn verano las varices empeoran llegando a afectar a un 80% de las mujeres mayores de 35 años. El calor tiene un efecto vasodilatador sobre las venas que provoca un aumento de molestias tales como pesadez, cansancio, calambres, hormigueos e hinchazón. Esto provoca que el verano sea para las personas que padecen problemas circulatorios un verdadero suplicio.

 

El Doctor Carlos Lisbona Sabater, cirujano  vascular de la Unidad de Cirugía Láser de Varices, nos explica cómo aprovechar el verano y evitar que las piernas sufran con el calor pudiendo seguir una correcta salud vascular también en esta estación, evitando así el sufrimiento de las piernas y de la propia persona:

 


varices 4.jpg• Lo más importante es no exponer las piernas al sol o a cualquier otro foco de calor durante tiempos prolongados. Por ello, es aconsejable  utilizar pareos, faldas largas de lino, etc.  (a poder ser de color blanco o claro), que eviten que el sol de directamente en las piernas, pero que al ser  tejidos ligeros son muy frescos.

• Se recomienda no permanecer de pie o sentada con las piernas bajas por tiempos prolongados. Es aconsejable  ir dando cortos paseos o buscando cualquier excusa para levantarse y estirar las piernas o cambiar de postura. Por ejemplo ofrecerse para ir a comprar al chiringuito, ir a refrescarse a las duchas públicas, darse un chapuzón, etc.

 


varices 3.jpg 

• Los días más calurosos del verano, qué mejor que darse una ducha de agua fría. Las duchas de agua fría son excelentes para activar la circulación. Es recomendable centrarse en las piernas alternando con chorros de agua fría y tibia, nunca caliente ya que agravaría el problema.

 

• Los masajes desde el pie hacia el muslo son muy aconsejables para la correcta salud vascular. Es recomendable hacer un masaje de varios minutos un par de veces al día con gel de Aloe Vera, guardado previamente en la nevera para que este frío. Con estos masajes no sólo conseguiremos calmar el dolor de las piernas sino que además tendrá efecto muy refrescante sobre las mismas.

 

• Una de las mejores formas de aprovechar los días de playa es pasear por la orilla con las piernas dentro del agua. Si además de caminar, vamos parando y ejercitando las piernas poniéndonos de puntillas repetidas veces y al contrario, apoyando los talones y elevando el ante pié, ayudará mantener una correcta circulación mientras estamos en un entorno veraniego y de relax. 

•Por último,  es  recomendable descansar elevando las piernas, aprovechando el momento de estar estirado en la tumbona o en la misma cama, para realizar ejercicios con las piernas alzadas, como el de hacer bici,…

Combinar estos consejos con una dieta rica en fibras y verduras y pobre en sal, condimentos, especies, fritos o picantes, es la mejor solución para minimizar las molestias a las personas con varices y conseguir a la vez un verano más que saludable.

 


varices 1.jpg
Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de facebook

 

www.laservarices.com

Share

0 comentarios sobre «¿Un verano con varices?»

  1. Hola Gemma! Me encanta tu blog, me parecen muy interesantes los temas que tratas aqui. En especial este de las varices, me han ayudado muchísimo este verano. Gracias! No dejes de escribirnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.