El rubio platino polar o plateado es tendencia

actualidad belleza consejos cosmeticos Deportes moda Todos los posts

El pelo rubio siempre es tendencia. Ya sea en desde el clásico tono más oscuro, acaramelado o miel hasta el rubio más platino casi llegando a plateado que es lo que está comenzando a ser la predilección de algunas celebrities más vanguardistas (como Karlie Kloss, Cara Delevigne, Margot Robbie, Taylor Swift o hasta la modelo Soo Joo Park).

Entre las ventajas de optar por los rubios platinos polares (o con mechas casi blancas) son que da luz a la cara, rejuvenece, es extremado y por descontado destaca más entre el resto de tonos de cabello. (Que me lo digan a mí que tengo el cabello rubio platino casi blanco, gracias a mi genética).

Las que ya tenemos una base rubia clara y además muy canosa como yo, lo tenemos súper fácil, ya que no necesita decoloración previa, y simplemente se puede aplicar un baño de color para conseguir el tono, brillo o matiz deseado.

Las que tengan el cabello el cabello con una base oscura no lo tienen tan fácil, así a bote pronto. Este color requiere mucho mantenimiento (cuidado con las raíces oscuras que no son muy bonitas que digamos) y por supuesto, no es nada aconsejable teñirse en casa, sino más bien es necesario acudir a un buen profesional del cuidado del cabello (o peluquero, claro).

No apto para cabello fino y muy agresivo, si os apuntáis a la tendencia capilar más rompedora debéis saber que vuestra melena sufrirá y mucho. Natalie Iglesias, colorista de Maison Eduardo Sánchez explica que: “para conseguir el platino hay que decolorar el cabello dos veces para dejarlo totalmente sin pigmentos y los cabellos muy finos no suelen resistirlo”.

Cuanto más oscuro sea el cabello natural, más trabajo habrá de realizar el colorista, e incluso realizar varios retoques hasta conseguir el tono deseado.

La labor del colorista es necesaria para conseguir el reflejo adecuado: el subtono, que es el que le aporta la tonalidad adecuada, y el que le da el aspecto más actual, se consigue mediante matizadores que se aplican tras la coloración (si queremos un efecto más polar o gris por ejemplo).

El platino requiere una decoloración, lo que supone eliminar el pigmento natural del cabello, y luego añadir la tonalidad deseada. La primera parte es la más agresiva del proceso, por lo que el colorista debe tratar la raíz al final para evitar una sobre-decoloración que pueda partir el cabello en su nacimiento.

«En el salón se pueden realizar protocolos que refuercen los puentes internos del cabello para darles fuerza y prevenir la rotura, y se aplican incluso durante la propia decoloración. “Como el Tratamiento Revitalizante de Colágeno o el Tratamiento Chronologiste, que refuerzan la fibra y aportan resistencia”, recomienda Natalie Iglesias.

En cuanto al tratamiento en casa, se deben tomar las siguientes medidas:

Dejar transcurrir al menos 48 horas entre la decoloración y el primer lavado para evitar que vire de color y limitar su deshidratación. Entonces, será el momento de incluir un aceite pre-lavado en tu rutina. Esto refuerza el cabello desde el interior, al igual que el uso regular de mascarillas nutritivas. “Este tipo de cabello tiende a debilitarse, a romperse y a perder el color. Para evitarlo, se debe hidratar en profundidad”, explica Natalie Iglesias.

Es importante evitar el uso de secadores y planchas para no aumentar el grado de agresión sobre el cabello. Si vuestro cabello es rizado, asumid que es mejor que se mantenga rizado.

Sérums nutritivos, un básico. El cabello platino tiende a quedarse tan seco que puede provocarse el efecto “algodón”, por lo cual el pelo pierde su brillo y se ve mate y poroso. Para evitarlo, usad sérums o aceites de tratamiento – siempre sin siliconas – para aportar tanto proteínas que reconstruyan la fibra capilar como hidratación para dar brillo y suavidad a la fibra.

El rubio polar es una fantástica opción si estáis pensando en cortaros el cabello o incluso dejarlo extremadamente corto como Kristen Stewart y Cara Delevingne. Un corte posterior permitirá sanearlo. El platino no suele ser buena idea para melenas muy largas que quieran seguir siendo largas, a no ser que tengáis una base muy rubia y un cabello muy sano…

¿Y vosotros? ¿Qué os parece esta nueva tendencia? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.