Nadie duda de que un consumo excesivo de azúcar es malo para la salud. Ya no hablo de azúcar blanco de mesa, sino también de otros azúcares simples como miel, azúcar moreno, melazas, jaleas, fructosa, etc….

Siguiendo con este tema, un nuevo estudio relaciona el papel que juega el azúcar en nuestro metabolismo como determinante en nutrición y cáncer. Os cuento:

El grupo Nature ha publicado recientemente una investigación que evidencia la influencia que tiene la glucosa sobre el metabolismo de nuestras células. Este estudio trata de encontrar nuevos hallazgos en el comportamiento del cáncer a nivel celular. En este sentido, existen numerosos indicios que demuestran la relación entre nutrición y cáncer.

Según el fisiólogo alemán Otto H. Warburg, premio Nobel en 1931, ‘la causa principal del cáncer es el reemplazo de la respiración con oxígeno en las células normales del cuerpo por la fermentación del azúcar’. Éste fue pionero en insinuar que una causa compartida por todos los cánceres era la alteración del metabolismo. Afirmó que las células tumorales producen energía en un proceso donde el oxígeno no está implicado. Hoy en día, la comunidad científica aún no ha podido demostrarlo. Pero eso no es todo:

En la actualidad existe la creencia de que son las mutaciones genéticas las que generan cambios metabólicos en la célula tumoral. Sin embargo, muchos científicos piensan que cuando es el metabolismo el que se altera, éste envía señales a las células. Así lo defiende Javier A. Menéndez, jefe del Grupo de Metabolismo y Cáncer del Programa ProCURE del Instituto Catalán de Oncología y del Instituto de Investigación Biomédica de Girona del Grupo de Metabolismo y Cáncer.

Se abren, entonces, nuevas líneas de investigación en torno a la influencia del metabolismo en la biología de los tumores. Menéndez también hace referencia al cuestionamiento de la dieta por parte de las personas. Si se evidencia que el cáncer guarda una relación con la nutrición y no solo se basa en una mutación genética, las personas tratarán de cuidar lo que comen.

Aunque el artículo de Nature Communications no afirma en ningún caso que el azúcar cause cáncer, la ingesta de azúcares en la dieta coincide con los hallazgos de la investigación. ‘Para la gente de la calle, el planteamiento importante no es conocer el metabolismo de una célula tumoral, sino saber si el cáncer viene provocado por el consumo de azúcar’, plantea Josep Maria Argilés, director del grupo de investigación de Bioquímica y Biología Molecular.

Lo que sí se ha podido confirmar es que el consumo abusivo de azúcar conlleva a una situación de obesidad, y ésta a su vez supone un riesgo de cáncer. En este sentido, Argilés defiende que ‘la restricción de alimentos, y por tanto de energía, genera una respuesta preventiva en cuanto al cáncer’.

Ante estos nuevos hallazgos, la importancia de llevar una dieta saludable se vuelve fundamental, por lo que una vez más recomiendo tomar medidas para evitar el consumo de azúcar y los alimentos que lo contengan (bollería, salsas, galletas, mermeladas, etc.)

Besos desde mi blog!

Share