Polenta o calçots, tú eliges….

alimentacion vida sana


cal555.jpgPara mi post de hoy, no sé si hablar de la polenta o de los calçots….. Mmmmmmm….

 

Por una parte, tengo una receta buenísima de polenta que me gustaría compartir con vosotros…. y por otro lado, estos días me estoy  «hinchando» a calçots…. que dilema para este post!!!… ¿Sugerencias?


Os cuento: la temporada de calçots va de enero a finales de abril, por lo que si queréis degustar este deliciosa cebolleta digna de gourmets, tendréis que poneros las pilas ya que está a punto de acabar.  

Las calçotadas son típicas en Tarragona (Valls) pero cada vez más se pueden degustar por

call44.jpgtodo Cataluña (este fin de semana los he comido en la Costa Brava)  y seguramente en el resto de España. El calçot es una cebolleta dulce de tallo blanco y largo (aprox. 20 cm.). En las calçotadas, estas cebolletas se consumen asadas sobre la llama viva de un fuego hecho preferiblemente con ramas de avellano.  El secreto de su cocción y sabor, es que no hay que esperar a que la leña haga brasa (como haríamos para asar carne o pescado) asándolos a fuego vivo, por lo que quedan muy negruzcos de brasa en su parte exterior. Eso es parte de la tradición… 

 Comer calçots es todo un arte: primero hay que pelarlos, después se mojan en una salsa para calçots (tipo romesco) y por último se comen con los dedos.  Los

call2.jpgmás avispados lo harán manteniendo las formas, y los más «primitivos», 

disfrutarán «pringándose» de salsa y brasa en ropa, cara, manos y uñas. 
En algunos restaurantes se dan unos baberos especiales, diseñados para la ocasión que servirán para no mancharse con la salsa que gotea de los calçots y hasta se pueden pedir unos guantes para no ensuciarse las manos con la brasa (es muy complicado sacar los restos negros de las uñas….) Todo una experiencia. Los calçots, te gustan o no te gustan. No hay más. A mí, me encantan…..

 

Volviendo al tema principal….. hoy no tenía claro si hablar de los calçots o de la polenta, aunque sin quererlo ya me he decantado por los calçots. Si, ya sé que no tienen nada que ver entre ellos, pero ambos están rondando hoy en mi cabeza: conozco más los calçots, he comido cientos de calçotadas en restaurantes variopintos, los he cocinado de diferentes maneras, 

polentaa.jpeg

rebozados, al horno, a la brasa, gratinados, en cambio, con la polenta estoy en fase de «experimentación» ya que todavía estoy perfeccionando mis recetas con este preparado de sémola de maíz.


¿Y vosotros? ¿Habéis comido calçots alguna vez? ¿Os gustan? ¿Tenéis alguna receta «de abuela» que os salga maravillosa? ¿Qué me decís de la polenta? ¿Conocéis algún truquito para su cocción o preparación? Os animo a compartir vuestras opiniones, truquillos y sugerencias!!!

 

pirata.jpeg

 Mañana más!!

 

Besos desde mi blog!!!

 

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.